Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para febrero, 2009

Livni dice otra vez que no

Después de reunirse en la víspera con los dirigentes israelíes, el enviado especial del Presidente Obama para el Medio Oriente, George Mitchell dedica la jornada de hoy al diálogo con los dirigentes del
Gobierno Autónomo Palestino.
El ex Senador Demóctarta habló con el jefe de los negociadores palestinos, Saeb Erekat y luego se reunió con el Primer Ministro Palestino Salam Fayad y el Presidente del Gobierno Autónomo, Mahmud Abbas.
Los palestinos depositan muchas esperanzas en la política para el Medio Oriente del Presidente Barack Obama aunque muestran señales de preocupación ante la posibilidad de que surja en Israel un gobierno de
derecha, que se oponga a la solución de dos estados para dos pueblos, es decir la creación de un estado palestino independiente.
Sin embargo, en su primer encuentro del jueves, el Primer Ministro designado, Benyamin Netanyahu aseguró a Mitchell que una vez al frente de su gobierno, se dispone a cumplir con todos los compromisos
internacionales contraidos por los gobiernos anteriores.
Esos compromisos incluyen el congelamiento de las construcciones en los asentamientos judíos de la Ribera Occidental y la continuidad del proceso de paz, basado en la fórmula de territorios a cambio de paz.
El mensaje de Netanyahu -contrario a lo enunciado durante su campaña electoral- estaría destinado tanto al nuevo gobierno en Washington como a la jefa del Partido Kadima, Tzipi Livni, a quien el líder del Likud deséa integrar en un gobierno de unidad nacional.
Netanyahu y Livni volvieron a reunirse ésta mañana en Tel Aviv, pero saliendo de la reunión Livni dijo que no, por ahora. “Este encuentro termina sin que nos pongamos de acuerdo en los temas que en mi opinión son primordiales para nuestra entrada al gobierno. La verdadera unidad es posible de lograrse y debe haber un gobierno que promueva esos temas, pero por ahora, en base al diálogo que acabamos de mantener, ése no será el gobierno de Netanyahu”.
Un censo de opinión publicado el Jueves indicó que la gran mayoría de los votantes del Likud y una gran parte de los de Kadima, quieren la unidad nacional, pero Livni parece preferir encabezar la oposición y convertir a su partido en una verdadera alternativa para lo que dice será una política de congelamiento diplomático que complicará a Israel con sus socios naturales.

El enviado George Mitchell explora ante la visita de Hillary Clinton al Medio Oriente

Después de dilogar en Ánkara con los dirigentes de Turquía, el enviado especial del Presidente Barack Obama al Medio Oriente, George Mitchell, dialogó en Jerusalén con el Primer Ministro designado, Benyamín Netanyahu.
Una de las misiones de Mitchell es reavivar el diálogo entre Israel y los palestinos para el alcance de una solución al conflicto entre israelíes y palestinos basado en el principio de de dos estados para dos pueblos.
Netanyahu se opone a ésa fórmula y habla de la “paz económica”, promoviendo la prosperidad económica para los palestinos, pero no un estado independiente para la realización de las aspiraciones nacionales de ése pueblo.
Mitchell, quien llegó para preparar la visita que realizará a la región la próxima semana la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dialogó también con la Ministra de Relaciones Exteriores Tzipi Livni y con el Primer Ministro Ehud Olmert.
En El Cairo, Hamas y Al Fatah reanudaron sus negociaciones de reconciliación con el objeto de formar un gobierno de Unidad Nacional que ponga fin a la rivalidad entre ambas facciones palestinas. Los delegados acordaron también un intercambio de prisioneros, cuando la ANP excarcelará a miembros de Hamas de las prisiones de la Ribera Occidental y Hamas abrirá las puertas de las prisiones de Gaza, para que salgan los presos de Al Fatah.
Pero entre israel y Hamas aún no se logró un acuerdo de cese de fuego, luego de la tregua temporaria que puso fin a la guerra en Gaza.
Militantes de Hamas dispararon éste Jueves dos cohetes Qassam contra el territorio israelí, causando grandes daños a una vivienda.
Marika Jashbi es la dueña de la casa que resultó destruida. “De pronto oí un ruido fuertísimo, se rompieron todos los vidrios de mi casa y dín un grito, porque era dentro de la casa”.
En represalia, la Fuerza Aéra israelí bombardeó varios túneles usados por los palestinos para el contrabando de armas, bajo la frontera entre Gaza y Egipto.

Livni ofrece a Netanyahu una red de contención frente al programa nuclear iraní

El día en que Irán lleva a cabo una primera prueba de sus capacidades atómicas en el reactor de Busher y mientras Israel es dirigido por un gobierno de transición –que no puede tomar decisiones destinadas a contrarrestar ése peligro, la líder ldel Partido Kadima Tzipi Livni dice al Primer Ministro designado Benyamín Netanyahu que aún desde la oposición, Kadima ofrecerá una red de contención para todo lo referente a las duras decisiones que séan necesarias adoptar para contrarrestar las amenazas iraníes.
En la conversación mantenida entre ambos ésta semana, Netanyahu describió la cuestión iraní como un tema crítico, que requiere la presencia de Kadima en el gobierno, aún si hay entre ambos partidos discrepancias en temas tales como las negociaciones de paz con los palestinos.
Livni respondió que en ése tema hay en Israel un gran concenso y que por ése motivo Kadima podrá a poyar al gobierno también desde la oposición.
El Likud comenzó oficialmente éste Miércoles las negociaciones para la formación de una coalición, con los cinco partidos de la derecha laica y religiosa, que le prometieron su apoyo.
Los políticos del Likud dicen que continuarán tratando de lograr la inclusión de Kadima y del Partido Laborista, pero el Ministro de Kadima Haim Ramón, dice que no lograron ponerse de acuerdo en los temas de principio. “Ante todo los líderes de ambos partidos mayoritarios deben ponerse de acuerdo en los principios, por ejémplo ¿el de dos estados para dos pueblos, es acaso una solución aceptable por Netanyahu para la solución del conflicto con los palestinos? ¿o no lo es?”, dijo.
Ramón dice que el gobierno que Netanyhau planifica -de extrema derecha- no podrá obtener el consenso internacional para una oposición activa al programa nuclear iraní.
Mientras tanto, fuentes diplomáticas relataron recientemente a la prensa que Siria construyó una base de lanzamientos de misiles en el sitio bombardeado por Israel el año pasado, en el que supuestamente estaba construyendo un reactor atómico obtnido en Koréa del Norte.

Se inagura la decimo octava Knesset

En un acto festivo, el Presidente de Israel Shimon Peres dió inaguración a la decimo octava Kneset, el parlamento electo en las elecciones generales del pasado 10 de Febrero.
El Presidente Peres llamó los parlamentarios a unificarse y a terminar las negociaciones de paz con los palestinos durante la presente cadencia y a poner el futuro de las próximas generaciones como lucero en su camino.
“En la Kneset electa hay 12 partidos políticos”, dijo Peres”pero ello no significa que forzosamente deban estar desunidas”.
“No queremos dominar a otro pueblo ni queremos ser dominados por otro pueblo. Fuego respondimos con fuego, pero el fin de la violencia debe alcanzarse por medio de negociaciones”, dijo el Presidente, quien hace cincuenta años pronunció en la misma sala su primer discurso como diputado, entonces de Partido Laborista.
Hasta que séa electo un nuevo Presidente del parlamento, se desempeñará en ése cargo el más veterano de los diputados, Michael Eitan del Likud, quien expresó su deséo que séa posible conformar un gobierno de unidad nacional. “Hago todo lo posible para que surja un partido con Kadima. Créo que es el gobierno que el Estados de Israel necesita y créo que es el gobierno que deséa el Primer Ministro designado”.
Después de recibir la negativa inicial tanto por parte de la líder del Kadima, Tzipi Livni como del jefe del Partido Laborista, Ehud Barak, el Primer Ministro designado Benyamín Netanyahu planifica hacer una nueva oferta a Livni para que integre un gobierno de unidad nacional y dió señales que estará dispuesto a mostrar una mayor flexibilidad. Ambos volverán a reunirse el próximo Viernes, mientras en Kadima aumentan las voces de quienes llaman a sumarse al gobierno y no quedar en la oposición.

Livni y Barak dicen que no a la unidad nacional, por ahora

El Primer Ministro Designado Benyamin Netanyahu continúa en sus esfuerzos por formar un gobierno de unidad nacional, aunque por ahora sin éxito.
Después de recibir ayer una negativa por parte de la líder del partido Kadima, Tzipi Livni. livni dijo al término del encuentro que ella continúa determinada a encabezar la oposición, ya que el Likud no reconoce el principio de “dos estados para dos pueblos”, como solución para el conflicto con los palestinos.
Netanyahu oyó declaraciones similares por parte del dirigente del Partido Laborista, Ehud Barak. Tanto Barak como Livni afirmaron que irían a la oposición.
Después de hablar con Barak, Netanyahu dijo a la prensa que continuaría buscando la unidad. “Los inmensos retos que enfrenta el Estado de Israel obligan a poner a la política cotidiana de lado y hacer todos los esfuerzos para unificar al país”.
El PrimerMinistro designado hacía referencia especialmente a los esfuerzos iraníes por obtener armas nucleares, algo que podría constituir un peligro existencial para Israel.
Netanyahu cuenta con el apoyo de 65 diputados del ala derecha del parlamento, más que suficientes para encabezar una coalición de gobierno, pero teme que ésa coalición no le permitirá desepeñarse internacionalmente frente a la administración del Presidnete Barack Obama,.
En Israel sospechan que la disponibilidad de Barack Obama de dialogar con Irán dará a Teherán el tiempo necesario para armar su primera bomba atómica.

El Presidente Peres encomendó a Benyamín Netanyahu la formación del gobierno

Poniendo fin a diez días de incertidumbre, fruto de un práctico empate en las elecciones nacionales, el Presidente Shimón Peres convocó al dirigente del Partido Likud, Benyamín Netanyahu y le encomendó la formación del gobierno.
Inmediátamente después de recibir la designación, Netanyahu llamó a los dirigentes de Kadima y del Partido Laborista, Tzipi Livni y Ehud Barak a “dejar de lado las diferencias y centrarse en el bien del país”.
Agregó que serían los primeros en ser convocados a las negociaciones para la formación de la coalición.
El Presidente Peres hizo hincapié en la voluntad del pueblo de que surja un gobierno de unidad nacional. “Israel necesita la estabilidad del gobierno para poder hacer frente a los retos que enfrenta”, dijo.
Aceptando la designación, Netanyahu mencionó algunos de esos retos: “Irán desarrolla armas nucleares y constituye la mayor amenaza para nosotros desde la guerra de la independencia y sus brazos de terrorismo nos rodéan desde el norte y desde el sur”, dijo, haciendo referencia a Hizballah en Líbano y Hamas en Gaza.
Benyamín Netanyahu obtuvo el apoyo de 65 de los 120 diputados de la Kneset, pero en esas condiciones encabezaría un gobierno de extrema derecha, que podría poner a Israel en compromiso con sus aliados
naturales, Estados Unidos y Europa.
La dirigente de Kadima, Tzipi Livni, confirmó su decisión de ir a la oposición.
Benyamin Netanyahu, quien cuenta ahora con cuatro semanas más una posible extensión de otros catorce días para formar gobierno, dijo que estará dispuesto a ir muy lejos en sus ofertas, para formar un gobierno de unidad nacional.

No hay más misterio: Netanyahu será el próximo Primer Ministro de Israel

La llave para la formación de la coalición estába en manos de Avigdor Liberman, un inmigrante de Moldavia que se convirtió en la últimas elecciones en el líder del tercer partido político israelí, la lista de derecha Israel Beiteinu. A su regreso de breves vacaciones de Minsk, Liberman se presentó en la residencia del Presidente Shimon Peres y dió su recomendación, guardada en secreto durante una semana. Benyamin Netanyahu es su preferido para la formación de gobierno, pero sólo en el marco de un gobierno de Unidad Nacional integrado por los tres partidos mayoritarios.
El Partido Laborista, reducido a ser la cuarta formación parlamentaria, con solo trece diputados, ya anunció que servirá al pueblo desde la oposición.
Con la declaración del partido “Israel Beiteinu” son ahora 65 los diputados que recomiendan al Presidente Peres que encomiende a Netanyahu la formacion del gobierno, frente a solo 28 que apoyaron a Livni, solo los diputados de su partido Kadima.
En estas condiciones, al Presidente Peres no le queda sitio para consideraciones y seguramente entregará hoy el mandato al lider del Likud.
En Kadima dicen que podrán participar sólo en un gobierno de unidad nacional con rotación en el cargo de Primer Ministro, dos años Netanyahu y dos años Livni. En 1983, el propio Shimon Peres al frente del laborismo e Itzjk Shamir al frente del Likud, formaron un gobierno similar. “De no ser así”, dicen en Kadima, “iremos a la oposición”.
Pero si Benyamín Netanyahu no deséa repetir los errores de su primer gobierno, deberá hacer lo imposible para no basarse en una coalición apoyada sólo por la derecha. La derecha le empujará fuera del sendero de las negociaciones de paz y le alejará del apoyo de la administración del Presidente Barack Obama.