Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para abdallah II

Mahmud Abbas dice que Trump le ofreció una confederación con Jordania

Por Daniel Blumenthal
¨Estados Unidos es hostil a los palestinos y bloquea el proceso de paz¨, dijo el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas a un grupo de diputados israelíes y militantes del movimiento ¨Paz Ahora¨ que le visitaron en Ramallah. Abbas les relató que enviados del Presidente Trump le ofrecieron poco tiempo atrás formar una confederación con Jordania. Abbas no rechazó la propuesta, pero la condicionó a la inclusión de Israel en dicha confederación, algo que Israel con certeza no aceptaría, como tampoco lo haría Jordania.
El Presidente palestino confirmó que mantiene encuentros rutinarios con el Director del Shin Bet israelí y ambos se ponen de acuerdo en el 99% de los temas y expresó su disposición a un intercambio de territorios con Israel, aunque no aclaró cuál será el futuro de los asentamientos judíos.
Los enviados del Presidente Donald Trump eran Jason Greenblatt y Gerald Kushnir, este último yerno del Presidente. Semanas antes habían oído esa misma propuesta de boca del Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu quien lo presentó también ante el Rey jordano Abdallah II en un encuentro, el pasado mes de julio.
Se trata de la rehabilitación de un plan ya trazado en los años ochenta del siglo pasado de acuerdo con el cuál Cisjordania a excepción de Jerusalén, estará bajo control de seguridad de Jordania, que controlará la frontera entre Israel y la Confederación. La propuesta no contempla la formación de un parlamento conjunto palestino-jordano o la sanción de una constitución ni establece que el lado palestino será reconocido como estado independiente, aunque fuentes en Jerusalén dicen que Israel podría reconocer a dicho estado, en el marco de una confederación con Jordania.
En los años ochenta, cuando el plan fue presentado ante el entonces Rey, Hussein Ìbn Talal, el monarca hachemita la rechazó de plano y pocos meses más tarde renunció a sus reclamos de esos territorios jordanos al oeste del Río Jordán, perdidos a Israel en la guerra de 1967.

Anuncios

Mahmud Abbas persiste en su oposición a plan de paz de Trump

Por Daniel Blumenthal
El presidente palestino Mahmud Abbas está decidido a agravar las relaciones con la administración estadounidense desde la declaración de Trump que Jerusalén es capital de Israel y viajó este lunes a Ammán para dialogar con el Rey Abdallah II y coordinar la posición palestina frente al plan de paz que se dispone a presentar la Casa Blanca. Abbas llegó por convocatoria del Rey Jordano, en pos de una dura conversación telefónica entre ambos.
La semana pasada, el Presidente Donald Trump advirtió que no habrá paz si los palestinos rehúsan regresar a la mesa de negociaciones.
Paralelamente, funcionarios palestinos dijeron al diario Al Khaleej Times, editado en los Emiratos Árabes Unidos, que recientemente se había mantenido en Egipto una reunión entre israelíes y saudíes, dos países que no mantienen relaciones diplomáticas aunque comparten durante los últimos años intereses comunes, principalmente en su oposición al plan nuclear de Irán.
Jerusalén y Riad coordinan sus posiciones también frente al conflicto israelí palestino y estos últimos dicen que “Las cálidas relaciones entre Israel y Arabia Saudita están dañando a la Autoridad Palestina”, agregando que “Parece que Israel ya no es el enemigo más grande en la región”.

El Rey de Jordania se reune con Mahmud Abbas en Ramallah

Por Daniel Blumenthal
Cinco años transcurrieron desde la última visita del Rey Abdallah II a Ramallah y el evento es motivo de gran expectativa para los palestinos, aunque la importancia del mismo reside en su carácter público y declarativo.
Fuentes palestinas dijeron al diario israelí “Haaretz” que “se trata de un mensaje claro que Jordania y la Autonomía Palestina están en plena coordinación en los temas de Jerusalén y el proceso de paz”.
Un día antes de la visita, el Rey Abdallah dijo en la prensa de su país que “la posibilidad del alcance de un acuerdo entre israelíes y palestinos se hace cada día más difícil” y agregó que “sin un compromiso estadounidense de apoyo a la creación de un estado palestino independiente, no podrá producirse ningún avance”.
El encuentro en Ramallah tiene lugar dos semanas después de que Israel fue prácticamente forzada a quitar los detectores de metales de los portales de acceso a la Explanada de las Mezquitas para poner término a las protestas violentas, con la muy activa intermediación de Jordania. En el transcurso de esa crisis se produjo un incidente en Ammán, en que un guardia de la Embajada de Israel mató a dos jordanos luego de ser atacado y su recepción en Jerusalén como héroe por el Primer Ministro Benyamin Netanyahu, ofendió profundamente al monarca jordano.

Los palestinos regresan a la Explanada de las Mezquitas

Por Daniel Blumenthal
Cuando Hamas declara un “triunfo histórico”frente a Israel y Mahmud Abbas se gana los laureles, las autoridades religiosas musulmanas palestinas dan por terminada la crisis y autorizan a los feligreses a regresar a la Explanada de las Mezquitas y a Al Aqsa, desde este jueves.
El gobierno de Benyamin Netanyahu cedió finalmente a todas las presiones y retiró todos los detectores de metales, las pasarelas y las cámaras de video de los accesos al recinto sagrado, tanto para musulmanes como para judíos.
Poniendo término a diez días de protestas por lo que los palestinos consideran fueron violaciones al status quo religioso que reina Jerusalén y los israelíes medidas de seguridad para evitar el ingreso de armas de fuego al recinto sagrado, la calle palestina ganó la contienda.
A la crisis se sumó el incidente diplomático en Ammán, en el que un guardia de seguridad de la embajada israelí mató a dos jordanos. Netanyahu y el Rey Abdallah II dialogaron en varias oportunidades y el retiro de los magnetómetros habría sido parte de la solución.
La prensa israelí critica la debilidad del Primer Ministro Netanyahu y le responsabiliza por el problema y por la solución por igual.

Se inaugura el Edículo en la Basílica del Santo Sepulcro

Por Daniel Blumenthal
A tiempo para las próximas pascuas y al término de nueve meses de refacciones, las primeras en doscientos años y con una inversión de cuatro millones de Euros, se presentó el miércoles ante el público el nuevo rostro del Edículo que cubre la tumba de Jesús, en la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén. El impresionante monumento que alberga la tumba de Jesús brilla de mármol pulido de un tinte rosado y un ambiente de santidad y renovación envuelve la misa festiva. Doscientos años de humo de velas y transpiración habían opacado el brillo del mármol. La arquitecta griega Antonia Moropoulou, dice que “este es el verdadero color del monumento, el color de la esperanza”.
La Basílica fue construida en el año 325 de la era cristiana por el emperador Constantino pero destruida en el año 1009 por el Califa Musulmán Al Jakim, siendo nuevamente reconstruida en el siglo XII por los cruzados. En 1808, fue un incendio el que causó estragos a la tumba, que fué reconstruida por última vez dos años después, hasta hoy. La unidad de todas las corrientes cristianas permitió la realización de las taréas, que fueron apoyadas financieramente también por el Rey Abdallah II de Jordania.

Ante un plan regional de paz

Por Daniel Blumenthal
La administración de Donald Trump habla ahora de una maniobra conjunta destinada al alcance de la paz entre israelíes y los palestinos y los países árabes, pero el diario israelí Haaretz reveló que hace un año se reunió el Primer Ministro Benyamin Netanyahu en Aqaba con el entonces Secretario de Estado John Kerry, con el Presidente egipcio A Sisi y con el Rey jordano Abdallah II para la preparación de un plan en vías a una paz regional. Los países árabes moderados esperaban que Netanyahu incluya en su gobierno al partido Laborista Israelí de centro izquierda, como una señal de seriedad a sus intenciones, pero por motivos políticos internos el Primer Ministro israelí prefirió ampliar su coalición con la inclusión de un nuevo partido de derecha, echando por tierra la iniciativa.
Quien encabeza ese partido, el Ministro de Defensa Avigdor Lieberman, se siente más liberado de las presiones de la coalición. “Mi visión es sin duda el alcance de una solución de dos estados. Creo que es lo necesario para nosotros para permanecer siendo un estado judío. No tiene sentido crear un estado palestino homogéneo y convertir a Israel en un estado binacional”, declaró en la víspera. Lieberman quiere la división de la tierra, pero también intercambio de población y ha dibujado un mapa que deja a tres grandes localidades habitadas por árabes israelíes, del lado palestino de la frontera.
Ahora, Netanyahu anuncia que en coordinación con la administración Trump congelará las construcciones en asentamientos alejados, para permitir la renovación de esa iniciativa, que incluye una cumbre regional abierta y pública con la participación de Saudí Arabia y los Emiratos Árabes.

Donald Trump, los asentamientos y la derecha israelí

Por Daniel Blumenthal
A menos de un día desde que el gobierno israelí se vio obligado a cumplir una orden de la Suprema Corte de Justicia y evacuar por la fuerza a cuarenta familias del asentamiento ilegal Amona, en Cisjordania, el gobierno de derecha encabezado por Benyamin Netanyahu recibe un importante espaldarazo de Washington. Aparentemente, otro gozo otorgado por la administración Trump a la extrema derecha israelí, pero es un espaldarazo con doble sentido.
Para apaciguar a los enojados colonos judíos, el núcleo principal de los votantes de los partidos Likud y Habait Hayehudí, los marcos de derecha del gobierno, Netanyahu anunció la construcción de otras seis mil viviendas en asentamientos en Cisjordania y hasta la fundación de un nuevo asentamiento para los evacuados de Amona.
Pero Israel no está sola en la región. El comunicado originado en la Casa Blanca se produjo poco tiempo después de concluidas las conversaciones entre el Rey Abdallah II de Jordania y el Presidente Donald Trump. “La administración Trump aún no adoptó una posición respecto a los asentamientos”, dice, pero agrega que “la ampliación de los asentamientos podría ser un obstáculo para la paz”.
Trump y Netanyahu deliberarán en la Casa Blanca el próximo 15 de febrero y tendrán mucho que hablar al respecto, pero el mensaje es claro. Estados Unidos debe cuidar a sus aliados árabes moderados en la región, Israel no es una isla.
Por ahora y por el mismo motivo, no hay eco y señal de la declarada intención de Donald Trump, de transferir la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.