Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivos para autonomia palestina

Ni Israel ni Hamas están interesados en una nueva guerra

Por Daniel Blumenthal
En algo coinciden Israel y Hamas, no digamos que no. Tanto los unos como los otros no están interesados en un nuevo conflicto armado. Con la crisis de electricidad en Gaza como telón de fondo, el Ministro de Defensa de Israel Avigdor Lieberman dice que “Israel no tiene intenciones de iniciar conflictos armados en ninguna de sus fronteras”.
En Gaza, el subjefe de Hamas Khalil el Jie, se expresa en forma similar. “Nosotros en Hamas no tomaremos la iniciativa de la guerra ni prevemos una guerra a corto plazo. Es nuestra estimación política, ya que no estamos interesados y también los conquistadores dicen no estar interesados en una guerra”.
Las renovadas y mejoradas relaciones entre Egipto y Hamas, también dan sus frutos. Tres días después de que respondiendo a un pedido del líder palestino Mahmud Abbas Israel redujo el suministro de electricidad a la Franja de Gaza, El Cairo comenzó a despachar camiones cisterna con combustible para la usina eléctrica de Gaza, a través del cruce de Rafah.
Al cumplirse diez años desde la toma del poder por Hamas en Gaza, ese territorio palestino y sus dos millones de habitantes están sumidos en una profunda crisis económica y gozan de sólo tres horas diarias de corriente eléctrica. La Autoridad Palestina encabezada por Mahmud Abbas se niega a pagar las cuentas de Gaza y redujo los pagos a Israel por el suministro de corriente a Gaza.

Trump habría gritado a Abbas por su complicidad en la incitación a la violencia

Por Daniel Blumenthal
Fuentes diplomáticas dicen que la administración Trump entregó a Israel un documento detallando sus posiciones respecto al conflicto palestino-israelí. El enviado especial del Presidente Donald Trump al Medio Oriente, Jason Greenblatt dijo a los mandatarios israelíes que Estados Unidos se dispone a tratar los temas principales de fronteras, refugiados y el estatus de Jerusalén -los temas fundamentales- ya desde el comienzo de las negociaciones.
La prensa israelí dice además que durante el último encuentro, la semana pasada en Belén, entre el Presidente de Estados Unidos y el de la Autonomía Palestina, Donald Trump elevó la voz e imputó a Abbas por haberle mentido respecto a su complicidad en la incitación a la violencia palestina. Trump se habría referido a la glorificación hecha por la Autoridad Palestina a los “shahids”, mártires en árabe, pero que en su mayoría son considerados en Israel como terroristas que perpetraron asesinatos contra civiles. Muchos de ellos perecieron en los ataques y muchos otros residen en las prisiones israelíes.
Un alto funcionario de la Autoridad Palestina dijo a la agencia noticiosa Maan que “los israelíes hicieron un trabajo de edición con diversos discursos de Abbas en la televisión y fabricaron frases nunca dichas por el Presidente, con el objeto de eludir el proceso de paz”.
Pero observadores dicen que el 7% del presupuesto de palestino se destina a las familias de los “shahids”, lo que constituye el 20% de la ayuda exterior, un presupuesto de alrededor de 320 millones de dólares anuales.

El nuevo pragmatismo de Hamas

Por Daniel Blumenthal
Extraña fecha para anunciar una nueva Carta Magna. El Movimiento revolucionario palestino Hamas presenta su nuevo manifiesto político justamente el día en que su odiado enemigo, Israel, festeja el 69 aniversario de su independencia.
Hamas se presenta como un movimiento islámico de liberación y se desliga del panarabismo de la Hermandad Musulmana, moderando a la vez el lenguaje explícito que llamaba a la destrucción de Israel, aunque reafirmando que nunca reconocerá la legalidad del Estado de Israel.
De está manera Hamas quita obstáculos en vías a la mejora de sus relaciones con Egipto – donde la Hermandad Musulmana está fuera de la Ley – y se presenta como un partido político pragmático para poner fin a su aislamiento internacional.
El anuncio se produce también en vísperas de un primer encuentro entre el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas y el Presidente de Estados Unidos Donald Trump. Durante las últimas semanas crecieron las tensiones entre Hamas y Al Fatah, el partido de Abbas, ante la negativa de este último de anular el impuesto a los combustibles, interrumpiendo prácticamente el suministro de electricidad a Gaza.
El Presidente Trump llegará también a Israel hacia finales de mayo y ante la posibilidad de que la administración de Estados Unidos planea presentar un nuevo plan de paz para israelíes y palestinos, el nuevo programa de Hamas eleva por primera vez la posibilidad de la creación de un estado palestinos en las líneas de 1967.

Crisis eléctrica en Gaza, Hamas responsabiliza a Mahmud Abbas

Por Daniel Blumenthal
Hamas acusa al Presidente Palestino Mahmud Abbas por el cierre de la planta de electricidad de Gaza, fuera de funcionamiento ya por tres días consecutivos. El liderazgo de Hamas llamó a Ramallah a anular el oneroso impuesto a los combustibles.
Una crisis similar el pasado mes de diciembre se resolvió con la ayuda de donaciones libres de impuestos provenientes de Qatar y de Turquía. Pero esos fondos se agotaron ya la semana pasada y la Autoridad Palestina no está dispuesta a permitir que la planta eléctrica funcione con combustible libre de impuestos. La activación de la usina a la mitad de su capacidad tiene un costo de medio millón de dólares diarios y la falta de corriente eléctrica profundiza la crisis humanitaria. Dos millones de gazianos reciben a penas de cuatro a seis horas de electricidad por día y la falta de electricidad constante dificulta la desalinización de agua de mar y el funcionamiento de los hospitales.
El Movimiento islamista Hamas controla la Franja de Gaza desde hace diez años y está en constante rivalidad con el partido Al Fatah, presidido por Mahmud Abbas y que controla la Autonomía Palestina.

Abbas llama a Israel a no perder una oportunidad de paz

Por Daniel Blumenthal
Hablando en Bruselas en una rueda de prensa junto a la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini, el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas llamó a Israel a no perder nuevas oportunidades para el alcance de un acuerdo de paz basado en la solución de dos estados para dos pueblos.
Abbas hizo las declaraciones a la luz de los últimos desarrollos internacionales y las declaraciones pronunciadas por funcionarios de la administración Trump acerca de las intenciones presidenciales de trabajar en vías a la paz.
Abbas agregó que la Autoridad Palestina está comprometida a una paz justa y amplia con sus vecinos israelíes, basada en las resoluciones y declaraciones internacionales y la iniciativa de paz árabe. La misma establece el fin de la conquista israelí en los territorios ocupados a partir de la guerra de los Seis Días, en junio de 1967, a cambio de la paz con todos los estados árabes de la región.
Pero el temario palestino es uno de los últimos de la agenda de la Convención de la Liga Árabe que tiene lugar durante está jornada en Ammán, la capital de Jordania. Sobre el tapete hay cuatro guerras, en Siria, Iraq, Libia y Yemen, que ocupan mucho más a los ministros de asuntos exteriores presentes.

Asesor de Abbas: “Washington no tiene intenciones de mudar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén”

Por Daniel Blumenthal
Un asesor del Presidente Palestino Mahmud Abbas dice haber recibido mensajes que la nueva administración en Washington no tiene intenciones de mudar la embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, a pesar de las promesas hechas al respecto por el Presidente Donald Trump durante su campaña electoral.
Según Ahmad Maj`dlani, fuentes en la Casa Blanca le comentaron que la administración Trump se centrará en el proceso de paz entre palestinos e israelíes. Pocos días atrás dijeron oficiales en Washington que la mudanza de la embajada no es de esperarse a la brevedad.
Sin embargo, fuentes de la Municipalidad de Jerusalén estiman que el nuevo embajador de Estados Unidos designado para Israel, David Friedman, establecerá su residencia particular en Jerusalén. Las mismas fuentes dijeron días atrás que enviados estadounidense se interesaron acerca de la existencia de terrenos disponibles para la construcción de una nueva embajada, un proyecto que podría tardar hasta cinco años, más tiempo que el período presidencial de Trump.
Por otra parte, el Presidente Trump anuló la ayuda especial a la Autonomía Palestina de más de doscientos millones de dólares, aprobada por Barack Obama, dos días antes de concluir su presidencia.

Decenas de miles rinden honores a Shimon Peres frente a su ataúd

Por Daniel Blumenthal
Decenas de miles de personas marchan desde este jueves por la mañana frente al ataúd del ex Presidente israelí Shimon Peres en la plazoleta de la Knesset, ofreciendo un último saludo a un gigante de la historia de este país, incansable luchador por la paz y la seguridad de Israel.
Decenas de dignatarios internacionales aterrizan en un verdadero puente aéreo desde las primeras horas del día, siendo el primero en llegar, el Presidente de México, Peña Nieto. Pocos minutos más tarde aterrizaba el ex Presidente de Estados Unidos Bill Clinton.
También el Presidente de la Autonomía Palestina, Mahmud Abbas, confirmó su asistencia.
El Presidente de Israel Reuven Rivlin, el Primer Ministro Netanyahu y el Presidente de la Knesset Edelstein depositaron ofrendas florales. Presidentes, reyes y dignatarios de todo el mundo llegaron a Israel para rendir su homenaje a un hombre que ya entró en los anales de la historia como uno de los grandes.
Shimon Peres, dos veces Primer Ministro, siete años Presidente de Israel y con setenta años de actividad política, fue el precursor del acuerdo de paz firmado con la Organización de liberación Palestina en Oslo en 1993, acuerdo que dio lugar a la creación de la Autonomía Palestina y desde entonces, a más de veinte años de negociaciones de paz, que Peres no alcanzó a ver coronadas por el éxito.