Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para Autoridad Palestina

La AP no quiere pagar el combustible egipcio a Gaza

Por Daniel Blumenthal
La Autoridad Palestina prohíbe al Banco Central en Ramallah que transfiera dinero de Hamas de Gaza a Egipto en pago por el combustible por éste suministrado para aliviar la crisis energética en Gaza . Como consecuencia, se volvió a reducir las horas de electricidad que reciben los gazanos, ahora dos horas por día cuando la temperatura en este verano se aproxima a los 40 grados centígrados.
Israel dice que Hamas roba combustible de la compañía de electricidad de Gaza. “Durante los últimos 18 días Egipto suministró siete millones de litro de los cuales sólo el 65% llegó a su destino y el resto fue confiscado por Hamas”, dice un general israelí responsable por la coordinación en los territorios.
El mes pasado la compañía eléctrica redujo el suministro de corriente a Gaza de 123 Megavatios a 70 Megavatios después de que la Autoridad Palestina redujo los montos pagados por ese servicio.
Pero a pesar de la crisis energética en Gaza, una ONG que controla el ingreso de material desde Israel, “Gisha”, dice que Israel limita el ingreso de generadores a Gaza desde hace un año.
La crisis energética en Gaza tiene su influencia también en Israel. La escasez de electricidad no facilita el funcionamiento de los estanques de evaporación de cloacas y las aguas contaminadas que se vuelcan al Mar Mediterráneo causaron el cierre de las playas en Ashkelon y la mayoría de las costas israelíes colindantes.

La AP reduce permisos para atención médica fuera de Gaza

Por Daniel Blumenthal
La guerra política y económica no declarada por la Autoridad Palestina contra el régimen de Hamas en Gaza se cobra sus víctimas.
Además de cortar los pagos de electricidad a Israel por la corriente suministrada a Gaza, el diario israelí “Haaretz” publica este lunes que durante los últimos dos meses, la Autoridad Palestina redujo drásticamente la entrega de permisos a enfermos de Gaza para recibir atención hospitalaria fuera de ese territorio. “Los pacientes palestinos de Gaza experimentan retrasos inexplicables en la recepción de los permisos de Ramallah para su salida a Israel, Jordania o Cisjordania”, escribe el periódico.
De acuerdo con los datos recopilados, la AP retrazó el pago de los pases a 1600 habitantes de Gaza, incluyendo pacientes con cáncer y eficiencias cardíacas y niños con la necesidad de atención que no puede proporcionarse en Gaza, lo que constituye una reducción del 90 por ciento.
Respecto a la reducción en el suministro de la electricidad, el ex Director del Departamento Político del Ministerio de Defensa israelí, el General retirado Amos Gilad, dice que para Israel se trata de un conflicto de intereses. Por una parte el peligro de un desastre humanitario en Gaza es grave y tendrá sus consecuencias para Israel, por otra parte los palestinos no pagan por la electricidad y para evitar el desastre humanitario debemos proporcionarles energía eléctrica, que Hamas usa también para producir armas y proyectiles que apuntan a Israel.
Diez años transcurrieron desde que el Movimiento de Resistencia Islámica
expulsó sangrientamente a la Autoridad Palestina de Gaza y la rivalidad entre ambas facciones políticas palestinas sólo parece agravarse.

Recrudece la crisis interna palestina

Por Daniel Blumenthal
La Autoridad Palestina cuyo centro político está en Ramallah califica al movimiento Hamas de causar una “segunda Nakba” el término árabe que significa desastre y simboliza la derrota árabe y la independencia del Estado de Israel en 1948.
La AP presidida por Mahmud Abbas emitió un comunicado con ese calificativo al conmemorarse diez años desde la expulsión de Al Fatah de Gaza y el comienzo del régimen islamista de Hamas en ese territorio palestino al sur de Israel. “Hamas precipitó una segunda nakba sobre nuestro pueblo y convirtió a Gaza en un infierno insoportable”, reza el comunicado.
Las voces de Ramallah se elevan cuando Gaza sufre una de las peores crisis humanitarias de los últimos años, con profunda falta de energía eléctrica, agua potable y servicios sanitarios y coinciden con la directiva dada por Abbas de achicar los pagos por la electricidad a ese territorio palestino. En consecuencia Israel redujo el suministro de corriente eléctrica y dos millones de palestinos en la Franja de Gaza gozan sólo de tres horas diarias de electricidad.
Durante los últimos diez años Hamas y Al Fatah intentaron sin éxito lograr la unidad en innumerables oportunidades y la actual crisis es una de las peores.

Israel contradice declaraciones de Rex Tillerson

Por Daniel Blumenthal
Israel rechazó las declaraciones del Secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson ante el Senado, que la Autonomía Palestina modificó su política de pagar estipendios a los familiares de los terroristas convictos en Israel y que “cediendo a las presiones de la administración Trump, dejará de apoyarles”.
Un alto funcionario israelí contradijo a Tillerson diciendo que “la AP continúa recompensando e incitando al terrorismo por medio de esos fondos”. “Desconocemos toda modificación en la política de la Autoridad Palestina respecto a los pagos a las familias de los terroristas”, dijo en una entrevista a Radio Israel el Ministro de Defensa israelí Avigdor Lieberman y agregó no haber visto señales que la AP tenga planes de hacerlo.
Las declaraciones contrarias se producen en medio de una acuciante crisis humanitaria en Gaza, el territorio palestino controlado por el Movimiento islamista Hamas. La Autoridad Palestina conducida por Mahmud Abbas resolvió reducir sus pagos a Israel para el suministro de electricidad a Gaza y dos millones de palestinos allí cuentan ahora con sólo tres horas diarias de corriente eléctrica.

Trump habría gritado a Abbas por su complicidad en la incitación a la violencia

Por Daniel Blumenthal
Fuentes diplomáticas dicen que la administración Trump entregó a Israel un documento detallando sus posiciones respecto al conflicto palestino-israelí. El enviado especial del Presidente Donald Trump al Medio Oriente, Jason Greenblatt dijo a los mandatarios israelíes que Estados Unidos se dispone a tratar los temas principales de fronteras, refugiados y el estatus de Jerusalén -los temas fundamentales- ya desde el comienzo de las negociaciones.
La prensa israelí dice además que durante el último encuentro, la semana pasada en Belén, entre el Presidente de Estados Unidos y el de la Autonomía Palestina, Donald Trump elevó la voz e imputó a Abbas por haberle mentido respecto a su complicidad en la incitación a la violencia palestina. Trump se habría referido a la glorificación hecha por la Autoridad Palestina a los “shahids”, mártires en árabe, pero que en su mayoría son considerados en Israel como terroristas que perpetraron asesinatos contra civiles. Muchos de ellos perecieron en los ataques y muchos otros residen en las prisiones israelíes.
Un alto funcionario de la Autoridad Palestina dijo a la agencia noticiosa Maan que “los israelíes hicieron un trabajo de edición con diversos discursos de Abbas en la televisión y fabricaron frases nunca dichas por el Presidente, con el objeto de eludir el proceso de paz”.
Pero observadores dicen que el 7% del presupuesto de palestino se destina a las familias de los “shahids”, lo que constituye el 20% de la ayuda exterior, un presupuesto de alrededor de 320 millones de dólares anuales.

Hamas acusa a Mahmud Abbas de crímenes de lesa humanidad

Por Daniel Blumenthal
Horas antes del primer encuentro entre el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas con el Presidente de Estados Unidos Donald Trump, un alto oficial de Hamas escala la discusión entre las dos facciones palestinas, acusando a Abbas de crímenes de lesa humanidad, a raíz de sus planes de presionar a la agrupación islámica palestina para que ceda el control de la Franja de Gaza, tomado por la fuerza diez años atrás.
Mahmud A Zahar hizo las declaraciones refiriéndose a las medidas tomadas por la AP que encarecen el combustible a Gaza, permitiendo el suministro de corriente eléctrica a dos millones de personas, tan sólo cuatro horas por día.
Paralelamente, un portavoz del brazo armado de Hamas, Abu Ubeida, lanzó una clara advertencia a Israel en referencia a la huelga de hambre declarada la semana pasada por unos mil doscientos presos palestinos en las prisiones israelíes. “Damos al enemigo 24 horas para acceder a las exigencias de los presos y de no hacerlo agregaremos cada día 30 nombres a la lista de presos a ser liberados por Israel en el intercambio de prisioneros”, dijo.
La amenaza de Hamas se produce también el mismo día en que la organización internacional por los derechos humanos, “Human Rights Watch” llamó a Hamas a dejar en libertad a dos ciudadanos israelíes mentalmente afectados, que fueron hechos prisioneros en la Franja de Gaza dos años atrás y desde entonces no dieron señales de vida.

Crisis eléctrica en Gaza, Hamas responsabiliza a Mahmud Abbas

Por Daniel Blumenthal
Hamas acusa al Presidente Palestino Mahmud Abbas por el cierre de la planta de electricidad de Gaza, fuera de funcionamiento ya por tres días consecutivos. El liderazgo de Hamas llamó a Ramallah a anular el oneroso impuesto a los combustibles.
Una crisis similar el pasado mes de diciembre se resolvió con la ayuda de donaciones libres de impuestos provenientes de Qatar y de Turquía. Pero esos fondos se agotaron ya la semana pasada y la Autoridad Palestina no está dispuesta a permitir que la planta eléctrica funcione con combustible libre de impuestos. La activación de la usina a la mitad de su capacidad tiene un costo de medio millón de dólares diarios y la falta de corriente eléctrica profundiza la crisis humanitaria. Dos millones de gazianos reciben a penas de cuatro a seis horas de electricidad por día y la falta de electricidad constante dificulta la desalinización de agua de mar y el funcionamiento de los hospitales.
El Movimiento islamista Hamas controla la Franja de Gaza desde hace diez años y está en constante rivalidad con el partido Al Fatah, presidido por Mahmud Abbas y que controla la Autonomía Palestina.