Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivos para Edículo

Viacrucis en Jerusalén

Por Daniel Blumenthal
Al sonar de las campanas de las iglesias de Jerusalén decenas de grupos de peregrinos de todos los rincones del planeta recorrieron las quince estaciones del viacrucis portando pesadas cruces de madera señalando las tres caídas de Jesús hasta ingresar en la Iglesia del Santo Sepulcro, rezando en cada estación, una tradición que se remonta hasta la época del emperador Constantino, en el siglo cuatro.
“No hay nada como experimentar la Semana Santa en Jerusalén, celebrando los grandes eventos de la historia de la salvación y de la vida de Jesús en los sitios exactos donde se produjeron, absorbiendo una inolvidable experiencia espiritual para los creyentes”, dice Stephan, un peregrino polaco está semana en Jerusalén.
Y especialmente este año, cuando la Basílica del Santo Sepulcro en la ciudadela de Jerusalén se honra con un Edículo renovado y recientemente inaugurado, por primera vez en doscientos años.
Este Jueves Santo que abre el Triduo Pascual celebrando la institución de la Eucaristía en la Última Cena y el lavatorio de los pies realizado por Jesús, coincide este año sólo cuatro días después de la celebración del Pesaj judío, cuya cena tradicional habría sido la última cena de Jesús.

Se inaugura el Edículo en la Basílica del Santo Sepulcro

Por Daniel Blumenthal
A tiempo para las próximas pascuas y al término de nueve meses de refacciones, las primeras en doscientos años y con una inversión de cuatro millones de Euros, se presentó el miércoles ante el público el nuevo rostro del Edículo que cubre la tumba de Jesús, en la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén. El impresionante monumento que alberga la tumba de Jesús brilla de mármol pulido de un tinte rosado y un ambiente de santidad y renovación envuelve la misa festiva. Doscientos años de humo de velas y transpiración habían opacado el brillo del mármol. La arquitecta griega Antonia Moropoulou, dice que “este es el verdadero color del monumento, el color de la esperanza”.
La Basílica fue construida en el año 325 de la era cristiana por el emperador Constantino pero destruida en el año 1009 por el Califa Musulmán Al Jakim, siendo nuevamente reconstruida en el siglo XII por los cruzados. En 1808, fue un incendio el que causó estragos a la tumba, que fué reconstruida por última vez dos años después, hasta hoy. La unidad de todas las corrientes cristianas permitió la realización de las taréas, que fueron apoyadas financieramente también por el Rey Abdallah II de Jordania.

Sorprendentes hallazgos en la Tumba de Jesucristo en Jerusalén

Por Daniel Blumenthal
Sobreviviendo dos milenios, siglos de destrozos e innumerables reconstrucciones, trozos de la tumba original de Jesucristo aún existen bajo el Edículo en la Iglesia del Santo Sepulcro. Así lo confirmaron científicos del equipo de conservación abocados a la remodelación de la tumba, en la afamada Iglesia en la ciudadela de Jerusalén.
La lápida partida que cubre la tumba desde hace cinco siglos fue retirada por espacio de sesenta horas, en el transcurso de las cuales los investigadores tomaron testimonios digitales. Cuando el revestimiento de mármol fue retirado, el pasado 26 de octubre, los científicos de la Universidad Nacional Técnica de Atenas hallaron una capa de material de relleno pero en el transcurso de la búsqueda revelaron otra losa de mármol con una cruz grabada en su superficie. Dos días más tarde, poco tiempo antes de volver a cerrar la bóveda, encontraron la cama de enterramiento original, de piedra caliza.
Fredrik Hiebert, un arqueólogo que trabaja para la publicación “National Geographic”, dijo a la prensa que le temblaron las rodillas. “No podemos estar cien por ciento seguros pero parece ser una prueba visible de que el sitio de la tumba no fue modificado con el correr de los siglos, algo que científicos e historiadores se preguntan desde hace mucho tiempo”.