Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivos para egipto

Israel y Hamas estarían negociando intercambio de cautivos

Por Daniel Blumenthal
Clandestinamente, ya que ambas entidades no se reconocen mutuamente, Israel y Hamas estarían negociando la liberación de ciudadanos israelíes cautivos en Gaza. Según lo publicado en Israel, luego de la reciente visita del nuevo líder de Hamas Yihia Sinwar a El Cairo, se aceleraron las tratativas, presumiblemente con la intermediación egipcia y las mismas se centran en la devolución a Israel de por lo menos dos israelíes que ingresaron a esa franja territorial palestina de propia voluntad. Uno de ellos es un israelí de origen beduino y el otro miembro de una familia de judíos inmigrantes de Etiopía y quien sufre de cierta deficiencia cerebral.
Además, Hamas retiene los cuerpos de dos soldados israelíes muertos en la última incursión israelí, en el verano de 2014.
En Egipto, Sinwar se reunió con un ex militante de Al Fatah, Mohammad Dahlan, mencionado como candidato a reemplazar al Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas y archi enemigo de éste.
Dahlan tomó parte también en las negociaciones entre Israel y Hamas por la liberación del soldado cautivo Gilad Shalit en 2011, oportunidad en que Israel dejó en libertad a mil presos palestinos a cambio.
Paralelamente, el lunes se produjo un incidente de violencia entre Hamas e Israel. Un proyectil disparado desde Gaza hizo impacto en territorio israelí, sin causar daños ni víctimas, e Israel lanzó en represalia un ataque aéreo contra posiciones de Hamas. A pesar de que el disparo desde Gaza fue llevado a cabo por una agrupación salafista, Israel ve a Hamas responsable por la agresión.

Ni Israel ni Hamas están interesados en una nueva guerra

Por Daniel Blumenthal
En algo coinciden Israel y Hamas, no digamos que no. Tanto los unos como los otros no están interesados en un nuevo conflicto armado. Con la crisis de electricidad en Gaza como telón de fondo, el Ministro de Defensa de Israel Avigdor Lieberman dice que “Israel no tiene intenciones de iniciar conflictos armados en ninguna de sus fronteras”.
En Gaza, el subjefe de Hamas Khalil el Jie, se expresa en forma similar. “Nosotros en Hamas no tomaremos la iniciativa de la guerra ni prevemos una guerra a corto plazo. Es nuestra estimación política, ya que no estamos interesados y también los conquistadores dicen no estar interesados en una guerra”.
Las renovadas y mejoradas relaciones entre Egipto y Hamas, también dan sus frutos. Tres días después de que respondiendo a un pedido del líder palestino Mahmud Abbas Israel redujo el suministro de electricidad a la Franja de Gaza, El Cairo comenzó a despachar camiones cisterna con combustible para la usina eléctrica de Gaza, a través del cruce de Rafah.
Al cumplirse diez años desde la toma del poder por Hamas en Gaza, ese territorio palestino y sus dos millones de habitantes están sumidos en una profunda crisis económica y gozan de sólo tres horas diarias de corriente eléctrica. La Autoridad Palestina encabezada por Mahmud Abbas se niega a pagar las cuentas de Gaza y redujo los pagos a Israel por el suministro de corriente a Gaza.

Irán volverá a apoyar económicamente a Hamas

Por Daniel Blumenthal
Los cambios producidos recientemente en la conducción del Movimiento de Resistencia Islámica Hamas comienzan a dar sus señales. De acuerdo con lo informado por el diario árabe A Shark el Awsat, la República Islámica de Irán se dispone a reanudar el apoyo económico a Gaza, poniendo término a años de congelamiento entre las dos entidades. El Movimiento Hamas está compuesto por musulmanes Sunitas, mientras que Teherán es la capital de los musulmanes Chiitas, dos corrientes del Islam que están en rivalidad desde la muerte del Profeta Mahoma, en el año 632 de la era cristiana.
Pero dos millones de habitantes palestinos de Gaza cuentan con corriente eléctrica sólo cuatro horas al día y la conducción de Hamas se encuentra en rivalidad con Al Fatah, el partido palestino encabezado por Mahmud Abbas. Al Fatah controla la Autonomía Palestina en Cisjordania que es responsable por la transferencia de dinero a Israel por el suministro de electricidad a Gaza.
Egipto y Saudí Arabia, los dos mayores estados sunitas, sospechan que Hamas mantiene lazos con la Hermandad Musulmana y apoya a los combatientes de ISIS en la península del Sinaí y cortaron sus suministros a Gaza, e Ismail Haniya e Ihia Sinwar no tiene más remedio que dirigirse a Irán.

El nuevo pragmatismo de Hamas

Por Daniel Blumenthal
Extraña fecha para anunciar una nueva Carta Magna. El Movimiento revolucionario palestino Hamas presenta su nuevo manifiesto político justamente el día en que su odiado enemigo, Israel, festeja el 69 aniversario de su independencia.
Hamas se presenta como un movimiento islámico de liberación y se desliga del panarabismo de la Hermandad Musulmana, moderando a la vez el lenguaje explícito que llamaba a la destrucción de Israel, aunque reafirmando que nunca reconocerá la legalidad del Estado de Israel.
De está manera Hamas quita obstáculos en vías a la mejora de sus relaciones con Egipto – donde la Hermandad Musulmana está fuera de la Ley – y se presenta como un partido político pragmático para poner fin a su aislamiento internacional.
El anuncio se produce también en vísperas de un primer encuentro entre el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas y el Presidente de Estados Unidos Donald Trump. Durante las últimas semanas crecieron las tensiones entre Hamas y Al Fatah, el partido de Abbas, ante la negativa de este último de anular el impuesto a los combustibles, interrumpiendo prácticamente el suministro de electricidad a Gaza.
El Presidente Trump llegará también a Israel hacia finales de mayo y ante la posibilidad de que la administración de Estados Unidos planea presentar un nuevo plan de paz para israelíes y palestinos, el nuevo programa de Hamas eleva por primera vez la posibilidad de la creación de un estado palestinos en las líneas de 1967.

La nueva Carta Magna de Hamas

Por Daniel Blumenthal
Un documento filtrado desde Gaza y que aparenta ser la nueva carta magna del movimiento Hamas, llama a la creación de un Estado Palestino en las líneas previas a la guerra de 1967. Se trata de una novedad ya que hasta ahora Hamas llamó a la creación del estado palestino en todo el territorio de la Palestina bajo el mandato británico, que incluye a todo el territorio del Estado de Israel creado en 1948.
“Hamas no renunciará a un ápice de la tierra palestina sin importar las razones, circunstancias o presiones y sin importar cuanto tiempo se extienda la conquista”, dice el documento publicado en el canal de televisión árabe Al- Mayadeen.
La agrupación integrista palestina modifica su carta magna para extirpar significados antisemitas y en el nuevo documento, Hamas define como sus enemigos a los sionistas y no a los judíos en general.
El New York Times publicó el mes pasado que Hamas estaba redactando un documento de posición para presentar ante el mundo un rostro más pragmático y cooperativo”. Con el objeto de alisar las asperezas con Egipto, la carta magna de Hamas también declara no tomar parte en la hermandad musulmana.

Trump no es tan bueno para la derecha israelí

Por Daniel Blumenthal
La derecha israelí festejó la asunción de Donald Trump a la Casa Blanca con la esperanza que el nuevo Presidente estadounidense ignore las construcciones en los asentamientos en los territorios palestinos y no insista en el hallazgo de una solución de dos estados para dos pueblos, lo que implicaría la retirada israelí de casi todos los territorios conquistados en junio de 1967.
Pero lo que ocurre es lo contrario. A diferencia de Barack Obama, quien frente a la negativa del Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu de avanzar en el proceso de paz, se alejó de la búsqueda de una solución, el Presidente Trump ya dialogó por teléfono con el líder palestino Mahmud Abbas y le invitó a la Casa Blanca para dar un empuje a un proceso de paz basado en la solución de dos estados para dos pueblos. Los funcionarios de la administración Trump hablan de la convocatoria de una conferencia regional de paz en Jordania, o Egipto o hasta en Saudi Arabia.
La Casa Blanca declaró que “el presidente enfatizó su opinión personal de que la paz es posible y que ha llegado el momento de llegar a un acuerdo”. Según el comunicado, Donald Trump afirmó que un acuerdo de paz habrá de ser negociado directamente entre las dos partes y que Estados Unidos trabajará estrechamente con los líderes israelíes y palestinos para avanzar hacia ese objetivo.

Egipto se aproxima a Hamas y preocupa a Israel

Por Daniel Blumenthal
Por motivos estratégicos, Egipto muestra un relativo acercamiento a Hamas en Gaza lo que causa un alivio a la empobrecida población palestina en esa franja de territorio entre Israel, Egipto y el Mar Mediterráneo junto a cierto grado de preocupación en Israel y también en Ramallah.
El cambio de política de El Cairo tiene como objetivo reclutar a Hamas en su lucha contra las agrupaciones islamistas afiliadas a Estado Islámico en la península de Sinaí, islamistas contra quiénes Hamas combate también en Gaza. Durante las últimas semanas 500 militantes salafistas fueron detenidos en Gaza y trece de ellos ya fueron sentenciados a muerte.
Pero en el marco del acercamiento, Egipto permitió el ingreso a Gaza de dos bombas de cemento para la construcción, algo que Israel había evitado desde el comienzo del bloqueo, por sospechas de que las fuerzas armadas de Hamas la utilizarían para la construcción de fuertes militares y la excavación de túneles de ataque.
La mejora de las relaciones permitió la repetida apertura del cruce fronterizo de Rafah, de Gaza a Sinaí. Israel, por su parte, también estudia la posibilidad de permitir la entrada a su territorio de un mayor número de trabajadores de Gaza, para aliviar las carencias económicas de los palestinos allí.