Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para Medio Oriente

Abbas: Estados Unidos no tendrá ningún rol en el proceso de paz

Por Daniel Blumenthal
Continuando con su contraataque diplomático, el Presidente palestino Mahmud Abbas llama a las naciones del mundo a reestudiar su reconocimiento al Estado de Israel. Hablando en la Conferencia de Estados Islámicos en Estambul, Abbas dijo que Estados Unidos no tendrá ningún rol en las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos. ¨El Presidente Donald Trump entregó Jerusalén a los sionistas, como si fuera una ciudad en Estados Unidos. Trump nos dio la bofetada del siglo en vez de la sorpresa del siglo¨, dijo Abbas.
Pero como quien se opone a la violencia y persiste en la opción de negociaciones para la solución del prolongado conflicto, Mahmud Abbas y la Autoridad Palestina dependen de Israel y de Estados Unidos para la estabilización de su economía y no le quedan demasiadas opciones viables.
Con su discurso, el presidente palestino trata de reclutar el apoyo y las presiones del mundo árabe sobre la administración en Washington, que de acuerdo con diversos reportes, está involucrada en la redacción de un nuevo plan de paz, un ¨deal ultimativo¨, como lo describió el propio Presidente Trump.

Anuncios

Netanyahu llama a Europa a reconocer la realidad

Por Daniel Blumenthal
Van disipándose las tensiones originadas en Israel y los territorios palestinos después de la declaración del Presidente estadounidense reconociendo a Jerusalén como capital de Israel. Este lunes prácticamente no se produjeron incidentes de violencia entre manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes, ni incidentes de violencia a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza.
Los dirigentes palestinos optan por la diplomacia, excluyendo a Washington como posible intermediario en el conflicto con Israel y buscando apoyo en Europa.
También los israelíes. Hablando con veintiocho ministros de asuntos exteriores europeos en Lituania, el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu llamó a Europa a dejar de complacer a los palestinos y entender la realidad. ¨Jerusalén es la capital de Israel, nadie puede negarlo. No obvia la paz, hace a la paz posible, porque reconocer la realidad es la substancia y la base para la paz¨, dijo.
¨Ha llegado el momento que también los palestinos reconozcan la existencia del estado judío y su capital, que es Jerusalén¨, agregó.
El primer ministro israelí advirtió también a los ministros europeos ante la presencia iraní en Siria, diciendo que Irán planea desplazar a ochenta mil soldados chiitas en Siria, lo que sin lugar a dudas reanudará la guerra religiosa islámica.

Día de Ira palestina

Por Daniel Blumenthal
Aviones de la Fuerza Aérea Israelí atacaron al anochecer una base de entrenamiento y un depósito de municiones de Hamas en Gaza. Fuentes palestinas dijeron que diez personas resultaron heridas. Los ataques fueron en represalia por el disparo desde Gaza de dos cohetes contra localidades israelíes. Uno de ellos fue derribado en el aire por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro. Los habitantes israelíes próximos a Gaza fueron instruidos a permanecer cerca de los cuartos de seguridad.
Durante las manifestaciones de este viernes, un palestino murió y otros trescientos resultaron heridos en los choques con las fuerzas de seguridad israelíes.
Al término del primero de los días de ira declarados por los palestinos en protesta por el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, fuentes de seguridad tratan de evaluar si trata de una protesta que acabará en pocos días o horas, o es el comienzo de una nueva Intifada.
El presidente palestino Mahmud Abbas hizo referencia a las manifestaciones contra la resolución estadounidense, también en otras capitales árabes. ¨La opinión pública mundial es importante. Lo que sucede ahora en todo el mundo y entre ellos en el mundo árabe, en Palestina en Jordania y más, son muy importantes y un mensaje a Trump que lo que hizo es un crimen inaceptable¨, dijo Abbas.
Uno de sus portavoces agregó que ¨la ira palestina continuará, no permitiremos que quede en efecto la decisión de Estados Unidos.
Haciendo referencia a la suspensión del encuentro en Belén entre el Presidente Abbas y el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence, dentro de dos semanas, el portavoz afirmó que ¨Jerusalén es más importante que la administración estadounidense y no cederemos a ella a cambio de un encuentro.

Jerusalén y la ambigüedad de los israelíes

Por Daniel Blumenthal
Muchos de los israelíes satisfechos hoy con la declaración pronunciada en la víspera por el Presidente estadounidense reconociendo a Jerusalén como la capital de su estado, podrían lamentarlo más tarde si su significado es echar por tierra toda posibilidad de paz a la vista y una violencia desatada que se cobre víctimas mortales.
El diario israelí ¨Haaretz¨ tituló esta mañana que ¨Trump no mató al proceso de paz, simplemente se aventuró a confirmar su muerte¨.
Sin embargo, el Primer Ministro Benyamin Netanyahu afirmó que la decisión ¨ayuda al proceso de paz mostrando la realidad y es que no habrá paz sin el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel¨.
De facto, Jerusalén es la capital de Israel desde 1949 y a ella llegan reyes, presidentes y primeros ministros en visitas oficiales. En sus calles están la Knesset, la Residencia presidencial y el despacho del Primer Ministro, Todos ellos, en el sector occidental de la ciudad.
Donald Trump cumplió su promesa, aunque sin demarcar las fronteras de Jerusalén, sin hacer referencia a la división o unidad de la ciudad y apoyando la solución de dos estados para los dos pueblos.
Y en el terreno, nada cambió.

Jerusalén, un verdadero obsequio de Trump a Netanyahu

Por Daniel Blumenthal
La amenaza del Presidente turco Erdogan de cortar las relaciones diplomáticas con Israel, las advertencias de palestinos y países árabes ante un posible brote de violencia en los sitios santos y las medidas de seguridad adoptadas por Israel para contenerla son solo algunas de la consecuencias inmediatas que podría acarrear la nueva política de Estados Unidos, a ser anunciada al fin de esta jornada.
Para el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu, se trata de un verdadero regalo que alejará temporariamente a la opinión pública de las investigaciones criminales en su contra y le favorecerá en los estudios de intención de voto del electorado, pero también podría tener un efecto boomerang, si la violencia desatada se cobra un gran número de vidas humanas, israelíes y palestinas por igual.
El cambio diplomático de Washington respecto a Jerusalén podría además echar por tierra todo esfuerzo de paz que se asome por el horizonte, incluido el propio plan de paz que es enunciado desde hace meses por la administración Trump.
Los aliados de Estados Unidos en está región, Jordania, Egipto y Arabia Saudita reaccionarían moderadamente pero la medida otorgaría a Irán una excelente excusa para incitar a la violencia en los países árabes moderados.

Si Jerusalén fuese la capital reconocida de Israel

Por Daniel Blumenthal
Anticipándose a una posible decisión de la Casa Blanca, el Presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan dice que el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel podrá derivar en el corte de las relaciones diplomáticas entre los dos países. Erdogan reaccionó así ante lo que insinúan los rumores, que el Presidente estadounidense Donald Trump se dispone a declarar el reconocimiento de Jerusalén, o por lo menos de Jerusalén Occidental, como la capital del Estado de Israel.
El Ministro israelí de Educación, Naftali Bennett, dió poca importancia a las amenazas del Presidente turco. ¨Israel tiene que promover sus objetivos y entre ellos el reconocimiento de Jerusalén unificada como capital. Siempre habrá quien critique pero es preferible Jerusalén Unificada al cariño de Erdogan¨, dijo.
Mientras tanto Trump volvió a firmar el edicto que dilata, cada medio año, la decisión de mudar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, contrariamente a lo que se estimaba.
Pero los rumores acerca del nuevo paso de reconocimiento, cuando los palestinos exigen también que Jerusalén sea la capital de su estado una vez establecido, provocan un gran malestar en la región. Egipto, Jordania y Arabia Saudita se dirigieron a Washington con solicitud expresa de abstenerse de adoptar la medida por temor a un rebrote de violencia, mientras que los palestinos declararon un Día de Ira en protesta y advertencia.

Arabia Saudita ofrece a los palestinos un plan de paz pro-israelí

Por Daniel Blumenthal
Los cambios experimentados por el Medio Oriente se hacen evidentes también en lo que podría ocultarse tras una noticias publicada en la víspera por el New York Times. De acuerdo con lo publicado, el heredero del trono de Arabia Saudita, Muhammad Ben Salman, le habría ofrecido al Presidente palestino Mahmud Abbas un plan de paz con Israel, ofreciendo al barrio de Abu Dis como capital de Palestina, sin el desmantelamiento de todos los asentamientos israelíes en Cisjordania y sin otorgar a los palestinos el derecho al retorno.
Fuentes palestinas dijeron que el plan, que habría sido presentado ante Abbas el mes pasado en Riad, tenía una tendencia pro-israelí más pronunciada que cualquier otro plan de paz presentado hasta el día.
Cabe destacar que la noticia fue ampliamente desmentida.
Pero mientras se espera este miércoles un posible anuncio del Presidente estadounidense Donald Trump respecto a la mudanza de la Embajada de ese país a Jerusalén o el reconocimiento de esa ciudad como la capital de Israel, analistas estiman que Riad y Washington actúan conjuntamente para ablandar las posiciones palestinas, ante un plan de paz a ser presentado próximamente por la Casa Blanca.
La noticia, verídica o no, confirma en gran medida la confluencia de intereses entre Israel y Arabia Saudita frente a la creciente influencia de Irán en la región.