Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para naftali bennett

Si Jerusalén fuese la capital reconocida de Israel

Por Daniel Blumenthal
Anticipándose a una posible decisión de la Casa Blanca, el Presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan dice que el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel podrá derivar en el corte de las relaciones diplomáticas entre los dos países. Erdogan reaccionó así ante lo que insinúan los rumores, que el Presidente estadounidense Donald Trump se dispone a declarar el reconocimiento de Jerusalén, o por lo menos de Jerusalén Occidental, como la capital del Estado de Israel.
El Ministro israelí de Educación, Naftali Bennett, dió poca importancia a las amenazas del Presidente turco. ¨Israel tiene que promover sus objetivos y entre ellos el reconocimiento de Jerusalén unificada como capital. Siempre habrá quien critique pero es preferible Jerusalén Unificada al cariño de Erdogan¨, dijo.
Mientras tanto Trump volvió a firmar el edicto que dilata, cada medio año, la decisión de mudar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, contrariamente a lo que se estimaba.
Pero los rumores acerca del nuevo paso de reconocimiento, cuando los palestinos exigen también que Jerusalén sea la capital de su estado una vez establecido, provocan un gran malestar en la región. Egipto, Jordania y Arabia Saudita se dirigieron a Washington con solicitud expresa de abstenerse de adoptar la medida por temor a un rebrote de violencia, mientras que los palestinos declararon un Día de Ira en protesta y advertencia.

Anuncios

Hamas asegura que no renunciará a las armas ni en el mundo del más allá

Por Daniel Blumenthal
Pocos días después de alcanzado el acuerdo de pacificación palestina entre las facciones rivales Al Fatah y Hamas, el Movimiento de Resistencia Islámico, Hamas, afirma que nunca reconocerá a Israel.
Alineándose con las posiciones adoptadas por Israel, la Casa Blanca declaró que Hamas debe abandonar las vías de la violencia y deponer sus armas, pero el Jefe de Hamas en Gaza, Yijia Sinwar afirmó que el objetivo de su organización es la destrucción del Estado de Israel. Sinwar rechazó rotundamente las declaraciones de Washington y afirmó que “Hamas no dejará las armas tampoco en el mundo del más allá.
El lunes, el Gabinete israelí resolvió que no negociará la paz con los palestinos unificados con Hamas hasta que Hamas deponga las armas, renuncie a la violencia y regrese a Israel los ciudadanos y los restos de los soldados que están en Gaza.
El Jefe del Partido religioso nacional y miembro de la coalición de gobierno, Naftali Bennett, afirmó que Israel no negociará con Hamas. “No habrá negociaciones de paz con la autoridad de terror palestina salvo que Hamas se desarme y nos devuelva a nuestros ciudadanos y los restos de nuestros soldados”, dijo.
Tres israelíes que entraron a Gaza durante los últimos años nunca regresaron y en manos de Hamas los restos de dos soldados israelíes caídos en la última guerra en 2014.
Pero líderes palestinos dicen que el acuerdo de pacificación es un asunto interno palestino, que ayudará al logro de la paz con Israel.

La ley de expropiación retroactiva de tierras palestinas

Por Daniel Blumenthal
El Parlamento israelí aprobó una ley que legaliza de forma retroactiva unas 4.000 viviendas de colonos judíos levantadas ilegalmente sobre terrenos de Cisjordania que tienen propietarios palestinos privados.
El Primer Ministro Benyamin Netanyahu no alcanzó a regresar de Londres para la votación, que fue aprobada el lunes por la noche en segunda y tercera instancia por una mayoría de sesenta diputados contra cincuenta y dos. Pero el despacho de Netanyahu impidió que el jefe del partido religioso nacional Habait Hayehudi, Naftali Bennett, hable ante la cámara, para no permitirle la gloria del triunfo de la derecha.
Tanto el Likud de Netanyahu como el Habait Hayehudí compiten por el favor de los votantes de la derecha que están interesados en la ampliación de la soberanía israelí sobre los territorios palestinos y no en el alcance de una solución de dos estados para dos pueblos en el marco de un acuerdo de paz.
Inmediatamente después de la votación, el Movimiento “Paz Ahora”anunció que apelará contra la Ley ante la Suprema Corte de Justicia. El propio asesor jurídico del gobierno sostiene que la misma, no es defendible y seguramente será anulada por los jueces supremos.
Pero frente a ello, la derecha israelí amenaza con sancionar otra Ley, que prohíba a la corte la anulación de leyes políticas.
La oposición laborista derrotada en la votación, dice que la ley que justifica los crímenes de la conquista y el robo de tierras ejecuta a muerte toda solución con los palestinos y obstruye toda esperanza de paz.

París: “No se reconocerán modificaciones unilaterales a las fronteras previas a Junio de 1967”

Por Daniel Blumenthal
Mientras el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu se complica en interrogatorios policiales por posible fraudes y el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas con la futura administración de Estados Unidos ante la intención de Trump de mudar su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, Francia continúa redactando el anuncio final a ser presentado al término de la Conferencia Internacional de Paz entre israelíes y palestinos que se dispone a convocar dentro de dos semanas en París.
De acuerdo con un borrador obtenido por el diario israelí “Haaretz”, los países participantes no reconocerán modificaciones unilaterales a las fronteras previas a Junio de 1967, incluida Jerusalén y llamarán a los líderes de ambas partes a desligarse de los factores internos en sus pueblos que llaman a la anulación de la solución de dos estados para dos pueblos.
Diplomáticos occidentales involucrados en la preparación de la conferencia notan que la cláusula se refiere tanto al Ministro de Educación israelí Naftali Bennett, quien llamó a archivar la idéa de la creación de un \estado Palestino junto a Israel, como así también a miembros del partido palestino Al Fatah que incitan a la violencia contra Israel, además del Movimiento Islamista Hamas, que no contempla ningún tipo de paz con Israel.
El representante francés, Pierre Vimont, expresó que Francia desea alcanzar el consenso entre los participantes para emitir un comunicado balanceado que acentúe la importancia de la solución de dos estados para dos pueblos.

La derecha israelí feliz con Trump y sus asesores

Por Daniel Blumenthal
La próxima asunción de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y las declaraciones ya hechas por él y por algunos de sus asesores acerca de las posiciones que adoptará Washington frente a la política israelí de asentamientos en los territorios palestinos, alientan a la derecha israelí hasta el éxtasis.
Uno de los asesores del futuro Presidente, Jason Greenblat, ya declaró a la Radio Militar Israelí que Trump no vé la construcción de asentamientos como un obstáculo para la paz y no tiene intenciones de imponer ninguna solución sobre Israel.
Así es que el gobierno de derecha se dispone a aprobar la construcción de 1.400 nuevas viviendas en Ramat Shlomo, un barrio judío de Jerusalén éste, en una zona reclamada por los palestinos como la futura capital de su estado independente.
El ministro de Educación, Naftali Bennett, dijo que se trata de “una oportunidad para Israel para retractarse inmediatamente de la noción de un Estado palestino en el centro del país” y reiteró que “la era del Estado palestino ha terminado.
Ante el entusiasmo de sus ministros, el Primer Ministro Benyamin Netanyahu les solicitó que se abstengan de mantener conversaciones directas con las personalidades designadas por Donald Trump para ocupar los cargos claves de su administración, hasta la asunción de su gobierno, pero el Ministro Bennett, quien al frente del partido nacionalista religioso “Habait Hayehudi” representa a los colonos y compite con el Primer Ministro por el favor de los votantes de la derecha, ya le desobedeció.
Mientras tanto, Francia suspendió sus planes de convocar a una conferencia internacional de paz el próximo mes en París.

Desde el triunfo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la derecha israelí está eufórica

Por Daniel Blumenthal
La Comisión de Legislación del Gobierno de Israel aprobó una propuesta de Ley destinada a legalizar retroactivamente asentamientos judíos construidos ilegalmente en tierras palestinas.
La resolución, que aún debe convertirse en Ley en el Parlamento, fue adoptada
a pesar de las objeciones del Primer Ministro Benyamin Netanyahu, quien prefirió retrasar la votación y contra la recomendación del Asesor jurídico del Gobierno, quien debe representarlo en una apelación ante la Suprema Corte de Justicia, que determinó que el puesto ilegal Amona deberá ser evacuado hasta el próximo 26 de Diciembre.
La Corte estableció sin lugar a dudas que Amona había sido construido sobre tierras palestinas de propiedad privada, en forma ilegal.
Desde el triunfo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la derecha israelí está eufórica.
“La propuesta de Ley que será presentada a la Knesset en nombre del Gobierno, es un triunfo para los dirigentes del partido nacionalista religioso “Habait Hayehudi”, el Ministro de Educación Naftali Bennett y la de Justicia Ayelet Shaked, pero una derrota para Israel”, escribe el comentarista político Yossi Verter en el diario “Haaretz” . “ya que
ensucia la reputación de Israel como una entidad que controla brutalmente los territorios y cuyo gobierno está dispuesto a sancionar leyes claramente ilegales para complacer a los colonos y a la extrema derecha israelí”.
Las reacciones palestinas no se hicieron esperar. La presidencia palestina se dispone a apelar ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y otras instituciones del organismo internacional. El portavoz del presidente Abbas, Nabil Abu Rodeineh, dijo que “la decisión israelí podría arrastrar a la región a un desastre”.

Ministro de la derecha israelí: “Terminó la era del estado palestino”

Por Daniel Blumenthal
La sorpresa es universal y se siente también aquí, entre israelíes y palestinos. Transcurridas varias horas desde el triunfo de Donald Trump, el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu público un comunicado de felicitación. “El Presidente electo Trump es un verdadero amigo del Estado de Israel y espero trabajar con él para el avance de la seguridad, la estabilidad y la paz de nuestra región”.
Pero para la derecha política israelí, el triunfo electoral del republicano es un día de gloria. El Ministro de Educación y líder del partido religioso nacional “Israel Nuestro Hogar”, Naftali Bennett, declaró sin dejar a dudas que “terminó la era del estado palestino”. La promesa de Trump durante la campaña electoral de mudar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén es para muchos israelíes motivo de regocijo, aunque todos los candidatos en el pasado hicieron la misma promesa y ninguno la cumplió.
Para los palestinos, el triunfo de Trump es una mala noticia. El portavoz del Presidente palestino, Nabil Abu Rodeineh declaró que los palestinos tratarán con todo presidente electo por el pueblo estadounidense para el alcance de una paz permanente basada en dos estados para dos pueblos.
El Movimiento de resistencia islámica Hamas, que controla la Franja de Gaza desde 2007, urgió a Trump a reevaluar la tradicional política de Estados Unidos frente a la causa palestina. “El sufrimiento del pueblo palestino continúa debido a la tendencia pro israelí de las administraciones estadounidenses”, dijo Hamas en un comunicado.