Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para palestinos

La guerra del Golfo comandada por George Bush en 1991, cambió el mapa de Medio Oriente

Por Daniel Blumenthal
En Kuwait vive un ciudadano de 27 años que se llama Bush. Su padre le llamó así después de que Estados Unidos liberase a su país de la invasión iraquí y de las garras del tirano Saddam Hussein. George Bush padre era el ocupante de la Casa Blanca y su intervención militar en el Golfo Pérsico en Febrero de 1991 logró convocar a una coalición de 32 países, entre ellos a varios países árabes, dispuestos por primera vez a participar en una guerra contra otro estado árabe.
Tratando de romper la coalición, Saddam Hussein disparó 39 misiles contra la ciudadanía israelí, pero George Bush logró convencer al entonces Primer Ministro israelí Itzjak Shamir a que no contraataque.
La guerra de Kuwait cambió el mapa de Medio Oriente. Meses más tarde, en octubre de 1991, Israel se sentaba en la Conferencia de Madrid a una mesa de negociaciones con sus enemigos árabes. Dos años más tarde, Israel y la Organización de Liberación Palestina firmaban el Acuerdo de Oslo, el reconocimiento mutuo entre los dos enemigos que dió inicio a la Autonomía Palestina en Cisjordania y Gaza.
Pero el cuadragésimo primer Presidente de Estados Unidos, que falleció este fin de semana, no siempre se entendió con la política israelí. Luego de la caída de la muralla de hierro y la masiva inmigración de judíos de la desplomada Unión Soviética a Israel, George Bush se negó a garantizar un préstamo multimillonario a Israel para la absorción de un millón de inmigrantes, porque Itzjak Shamir se negó a comprometerse que los nuevos llegados al país no se establecerían en los asentamientos judíos en Cisjordania.

Anuncios

Los palestinos apelan ante la Corte de La Haya contra Israel

Por Daniel Blumenthal
Después de cortar los fondos de la Agencia de las Naciones Unidas para la ayuda a los refugiados palestinos y de anunciar el cierre de la representación diplomática palestina en Washington, la administración del Presidente Donald Trump ejerce fuertes presiones sobre la Corte Internacional de La Haya, para bloquear demandas palestinas contra Israel por alegados crímenes de guerra.
Pero poco amedrentados y apoyados por Europa, los palestinos presentaron ante la corte internacional una demanda contra Israel, con el objeto de prevenir la evacuación de una localidad beduina, Khan al-Ahmar, aprobada por una corte israelí y planificada para mañana miércoles.
El negociador palestino Saeb Erekat dijo que la queja ya había sido presentada. ¨Presentamos hace una hora una solicitud ante la Corte Internacional de La Haya por el caso de Khan al-Ahmar, urgiendo a la señora Bensouda, la fiscal general, a encontrarse con el jefe del consejo de Khan al-Ahmar y esperamos que pronto se inicie una investigación oficial¨, dijo.
Israel quiere evacuar la villa debido a que fué construida ilegalmente y prometió transferir a sus habitantes a otra localidad con infraestructuras, en otra zona del desierto de Judea, pero los palestinos alegan que las razones son políticas. Khan al-Ahmar está ubicado muy próximo a asentamientos judíos que quieren ampliarse y cuya expansión podría limitar las posibilidades de un corredor territorial entre las dos zonas de Cisjordania, dificultando la creación de un Estado Palestino en el futuro.

Los palestinos iracundos por el cierre de su embajada en Washington

Por Daniel Blumenthal
El Secretario General del Comité Ejecutivo de la OLP, Saeb Erekat dice que la decisión de Estados Unidos es otra prueba contundente que ¨la política de Trump es el castigo colectivo a los palestinos¨. El jefe de la representación palestina en Washington, Husam Zumrut, afirmó que ¨la administración sigue cumpliendo la lista de solicitudes del gobierno de Israel¨.
Washington interrumpió además la transferencia de decenas de millones de dólares a seis hospitales palestinos en Jerusalén y Cisjordania y los palestinos, iracundos, amenazan con transferir las responsabilidades a Israel. Algo similar sucede con la decisión de Trump de interrumpir la ayuda a la agencia para los refugiados palestinos, todo con el objeto de presionar a los palestinos a regresar a la mesa de negociaciones con Israel.

Donald Trump y el “derecho al retorno” de los palestinos

Por Daniel Blumenthal
El anuncio pronunciado por la Administración Trump respecto a sus intenciones de rechazar la demanda de los palestinos del llamado “derecho del retorno” a Israel -para los miles de refugiados que aún viven y sus millones de descendientes- provoca ya las esperadas furibundas reacciones palestinas.
El Presidente Donald Trump pretende hacerlo por medio de un recorte drástico del apoyo financiero que Estados Unidos otorga a UNRWA, la Agencia de las Naciones Unidas para la ayuda a los Refugiados Palestinos. UNRWA es la única agencia internacional para refugiados que reconoce como tales no sólo a los expulsados de sus tierras con la creación de Israel en 1948, sino también a sus descendientes, por generaciones.
Israel reaccionó con ambivalencia al anuncio. Por una parte, el estado judío rechaza categóricamente las demandas palestinas de ¨derecho al retorno¨, pero por la otra y en el marco de la lucha subterránea por la sucesión de Mahmud Abbas, las reacciones palestinas podrán derivar en un nuevo incendio de violencia. Más aún, la agencia de las Naciones Unidas proporciona alimentos básicos a casi un millón de palestinos en Gaza, aproximadamente el cincuenta por ciento de la población de ese territorio controlado por Hamas y el hambre y la desesperación no son buenos remedios para evitar la violencia.
El jefe de la delegación palestina en Washington, Husam Zumrut, dijo que
“Se trata de una decisión contraria a la paz que simboliza el rechazo de la visión de dos Estados, y sigue la agenda de Netanyahu.
El Portavoz palestino Nabil Abu Rodeine afirmó que ¨la medida es parte de la continua presión política y financiera sobre los líderes palestinos¨.

Visita oficial del Príncipe Guillermo de Inglaterra

Por Daniel Blumenthal
Al término de dos días de visita en Jordania, el Príncipe Guillermo de Inglaterra, Duque de Cambridge y heredero al trono, llegó de visita oficial a Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, tal como los describe el comunicado oficial emitido por la corona.
Se trata de la primera visita oficial de un miembro de la Casa Real Británica a estas tierras, desde que Gran Bretaña abandonó el Mandato Británico en Palestina, en 1948. Después de su aterrizaje anoche, se hospedó en el Hotel King David de Jerusalén, hotel que la resistencia sionista ¨Irgún¨ hizo volar el 22 de Julio de 1946, matando a noventa y un personas, la mayoría oficiales británicos.
El Príncipe Guillermo fue recibido oficialmente en la residencia del Presidente de Israel, Reuven Rivlin. ¨Es mi primera visita a Israel y espero poder encontrar cuántos más israelíes posible para entender la historia y la cultura israelíes durante los próximos días¨, dijo.
El Presidente Rivlin le solicitó que entregue un mensaje de paz a los palestinos, durante su visita a Ramallah. ¨Dígale que ya es hora que hallemos juntos el sendero para recobrar la confianza mútua¨.

Un estudio de opinión halla que hay menor apoyo a la solución de dos estados

Por Daniel Blumenthal
Un nuevo estudio de la opinión pública israelí y palestina muestra una reducción en el apoyo a la solución de dos estados para dos pueblos, en ambas poblaciones, además de una mayor desconfianza por parte de los palestinos a la capacidad de Estados Unidos de desempeñarse como intermediario imparcial en las negociaciones de paz.
El estudio, llevado a cabo por el Centro de Investigación de la Paz adjunto a la Universidad de Tel Aviv y el Centro Palestino de Investigación Política con base en Ramallah, halló que menos de un quinto de los israelíes judíos confían en los palestinos y sólo el 9% de estos confían en los israelíes. La consulta, que fue realizada el pasado mes de diciembre, después de que el Presidente de Estados Unidos Donald Trump declaró el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y anunció que trasladará allí la embajada de su país, halló además que menos de la mitad de israelíes y palestinos, el 46%, apoya la idea de la división de la tierra en dos países, lo que representa una reducción en el apoyo a esa posible solución diplomática en comparación con anteriores estudios de opinión pública.

Ruptura total entre Estados Unidos y los palestinos

Por Daniel Blumenthal
A pesar de la ruptura total entre los palestinos y la administración estadounidense del Presidente Donald Trump, líderes árabes que asisten a la Conferencia anual en Davos, Suiza, expresaron optimismo acerca de la posibilidad de que se reanuden las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.
El Rey Abdallah Segundo de Jordania dice que la reanudación de las negociaciones de paz dependen de la buena voluntad de las partes, a pesar de las diferencias generadas por la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.
Abdallah dijo a un periodista del periódico israelí ¨Maariv¨ que es preferible ver la copa media llena y centrarse en sus relaciones con Israel y el modo de promover la paz. Israel y Jordania solucionaron está semana una disputa originada meses atrás, cuando un guardia de seguridad de la Embajada israelí en Ammán mató a dos ciudadanos jordanos en un incidente en la embajada. Está semana, la embajada fue reabierta y fuentes no confirmadas dijeron que Israel había pagado cinco millones de dólares a los familiares de las víctimas.
Pero fuentes diplomáticas en Washington confirmaron que desde la declaración del Presidente Trump acerca de Jerusalén, el pasado mes de Diciembre, no se había producido ningún contacto entre Washington y Ramallah. El Presidente palestino Abbas se negó a recibir en la Autonomía Palestina al vicepresidente estadounidense Mike Pence, en su reciente visita a la región.