Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para Paris

Netanyahu se opone al acuerdo de las potencias en el sur de Siria

Por Daniel Blumenthal
El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Sergei Lavrov aseguró este lunes que Rusia y Estados Unidos harán todo lo posible para satisfacer los intereses de seguridad israelíes en el marco del cese de fuego en la zona sur de Siria. Lavrov se expresó en reacción a las declaraciones pronunciadas por el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu en París, quien arguyó que el acuerdo alcanzado con los auspicios de las potencias permite a las fuerzas iraníes tomar posiciones a tan solo veinte kilómetros de la frontera israelí y perpetuará la presencia iraní en Siria.
Las declaraciones de Netanyahu contra uno de los principales logros diplomáticos alcanzados conjuntamente por Washington y Moscú en el prolongado conflicto en Siria dejan en descubierto las profundas diferencias existentes entre Jerusalén y las dos principales potencias mundiales, diferencias que hasta ahora se trataban lejos de la prensa internacional.

Anuncios

Primera apelación contra la ley de expropiación retroactiva de tierras palestinas

Por Daniel Blumenthal
A menos de cuarenta y ocho horas de sancionada en la Knesset la ley de expropiación retroactiva de tierras palestinas, se le presenta la primera prueba. Una coalición de consejos regionales palestinos y organizaciones por los derechos humanos presentaron una petición ante la Corte Suprema de Justicia de Israel para anularla.
La nueva ley presentada por una diputada del partido religioso nacionalista Habait Hayehudí e internacionalmente criticada, permite al Estado de Israel a declarar como propiedad del gobierno tierras palestinas privadas en las cuales ya fueron construidas viviendas en asentamientos judíos. La ley contempla un régimen de indemnizaciones para los propietarios de las tierras, aunque tradicionalmente los agricultores palestinos se niegan a vender tierras a israelíes.
Se estima que la presente petición ante la Suprema Corte es sólo la primera de varias que serán presentadas para la anulación de la ley.
Durante una visita en París, el Presidente Palestino Mahmud Abbas insinuó que de continuar las construcciones israelíes en los asentamientos en Cisjordania, se verá obligado a suspender la cooperación de seguridad con Israel.

Hamas y Al Fatah, nuevamente en camino a formar gobierno de unidad nacional

Por Daniel Blumenthal
Mientras tanto Hamas como la Autoridad Palestina controlada por Al Fatah y Mahmud Abbas son acusados por la crisis de electricidad en Gaza, Hamas y Al Fatah estarían a punto de alcanzar un nuevo acuerdo para la formación de un gobierno de unidad nacional.
En un comunicado emitido durante una reunión especial en Moscú, representantes de ambos partidos políticos rivales y de otras listas palestinas se pusieron de acuerdo en solicitar al Presidente Abbas la formación de un gobierno de coalición. Un alto dirigente de la Organización de Liberación Palestina expresó que ante la entrada de Donald Trump a la Casa Blanca y la reciente declaración de la Conferencia de Paz de París, se cumplen las condiciones para la unidad, una necesidad estratégica para los palestinos”.
Entre los objetivos del gobierno de unidad, la creación de un Estado Palestino con Jerusalén Este por capital, el levantamiento del bloqueo a Gaza y el desmantelamiento de los asentamientos israelíes.
Según lo acordado en Moscú, las facciones palestinas, Hamas y la Jihad Islámica incluidas, se sumarán a las filas de la OLP con el objetivo de elegir un nuevo Consejo Nacional Palestino, del cual surgirá dentro de algunos meses un nuevo Consejo Ejecutivo.

Conferencia de Paz de París, sin Abbas ni Netanyahu

Por Daniel Blumenthal
Cuatro días antes de la investidura de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, analistas políticos en Israel se preguntan si la de París será la última conferencia para la paz en el Medio Oriente, por lo menos durante los próximos cuatro años.
El Primer Ministro de Israel, Benyamin Netanyahu no ocultó su oposición a la maniobra internacional orquestada por Francia. “Se trata de una conferencia falsa que hace lo contrario de aproximarnos a la paz porque sólo estimula los argumentos de los palestinos”, dijo de ésta u otra manera en varias oportunidades durante el último mes.
Agregó que la conferencia es “una reliquia del pasado, el último impulso del pasado antes de que llegue el futuro”.
La Conferencia despertó en la Israel oficial el temor de que la comunidad internacional vuelva a aunar sus esfuerzos para condenar los asentamientos y fijar los parámetros para un Estado palestino fuera de la mesa de negociaciones.
Ni Netanyahu ni el Presidente palestino Mahmud Abbas fueron invitados a la reunión que convocó a setenta líderes internacionales este fin de semana y las repetidas declaraciones de la futura administración estadounidense de transferir la Embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, de concretarse en realidad, amenaza con provocar una ruptura histórica entre israelíes y palestinos. El Presidente palestino Abbas amenazó con anular el reconocimiento de Israel, quizás el único logro que perdura de los acuerdos de Oslo firmados en 1993.

París: “No se reconocerán modificaciones unilaterales a las fronteras previas a Junio de 1967”

Por Daniel Blumenthal
Mientras el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu se complica en interrogatorios policiales por posible fraudes y el Presidente de la Autonomía Palestina Mahmud Abbas con la futura administración de Estados Unidos ante la intención de Trump de mudar su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, Francia continúa redactando el anuncio final a ser presentado al término de la Conferencia Internacional de Paz entre israelíes y palestinos que se dispone a convocar dentro de dos semanas en París.
De acuerdo con un borrador obtenido por el diario israelí “Haaretz”, los países participantes no reconocerán modificaciones unilaterales a las fronteras previas a Junio de 1967, incluida Jerusalén y llamarán a los líderes de ambas partes a desligarse de los factores internos en sus pueblos que llaman a la anulación de la solución de dos estados para dos pueblos.
Diplomáticos occidentales involucrados en la preparación de la conferencia notan que la cláusula se refiere tanto al Ministro de Educación israelí Naftali Bennett, quien llamó a archivar la idéa de la creación de un \estado Palestino junto a Israel, como así también a miembros del partido palestino Al Fatah que incitan a la violencia contra Israel, además del Movimiento Islamista Hamas, que no contempla ningún tipo de paz con Israel.
El representante francés, Pierre Vimont, expresó que Francia desea alcanzar el consenso entre los participantes para emitir un comunicado balanceado que acentúe la importancia de la solución de dos estados para dos pueblos.

La derecha israelí feliz con Trump y sus asesores

Por Daniel Blumenthal
La próxima asunción de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y las declaraciones ya hechas por él y por algunos de sus asesores acerca de las posiciones que adoptará Washington frente a la política israelí de asentamientos en los territorios palestinos, alientan a la derecha israelí hasta el éxtasis.
Uno de los asesores del futuro Presidente, Jason Greenblat, ya declaró a la Radio Militar Israelí que Trump no vé la construcción de asentamientos como un obstáculo para la paz y no tiene intenciones de imponer ninguna solución sobre Israel.
Así es que el gobierno de derecha se dispone a aprobar la construcción de 1.400 nuevas viviendas en Ramat Shlomo, un barrio judío de Jerusalén éste, en una zona reclamada por los palestinos como la futura capital de su estado independente.
El ministro de Educación, Naftali Bennett, dijo que se trata de “una oportunidad para Israel para retractarse inmediatamente de la noción de un Estado palestino en el centro del país” y reiteró que “la era del Estado palestino ha terminado.
Ante el entusiasmo de sus ministros, el Primer Ministro Benyamin Netanyahu les solicitó que se abstengan de mantener conversaciones directas con las personalidades designadas por Donald Trump para ocupar los cargos claves de su administración, hasta la asunción de su gobierno, pero el Ministro Bennett, quien al frente del partido nacionalista religioso “Habait Hayehudi” representa a los colonos y compite con el Primer Ministro por el favor de los votantes de la derecha, ya le desobedeció.
Mientras tanto, Francia suspendió sus planes de convocar a una conferencia internacional de paz el próximo mes en París.

Israel rechaza definitivamente la iniciativa de paz de Francia

Por Daniel Blumenthal
Israel reiteró ante Francia su negativa de participar en la Conferencia Internacional de Paz para el Medio Oriente. Diplomáticos israelíes dijeron al enviado francés Pierre Vimont que “solo negociaciones directas entre Israel y la Autoridad Palestina podrán promover el proceso de paz y toda otra iniciativa, incluida la iniciativa francesa, solo alejará a la paz de la región”.
No pudo obtenerse una reacción del enviado Vimont, pero el Ministerio de Asuntos Exteriores en París confirmó sus planes de convocar a la conferencia de paz antes de finales de este año.
En junio pasado, Francia convocó a una reunión con Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y la mayoría de los países árabes, a la que no fueron invitados ni israelíes ni palestinos, con la intención de convocar a otra reunión aún este año con la presencia de las partes. Los palestinos, por su parte, declararon estar dispuestos a participar.
Israel dice que una conferencia internacional solo servirá para darle al Presidente Palestino Mahmud Abbas una tribuna internacional, mientras que los palestinos afirman no poder reanudar el diálogo de paz con israel mientras este continúa construyendo en los asentamientos, que están en tierra disputadas para la creación de un estado palestino independiente.