Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para sinai

La Corte Suprema de Justicia anula la expulsión de los inmigrantes infiltrados

Por Daniel Blumenthal
¨La deportación no es una opción¨, dice al gobierno la Suprema Corte de Justicia en Jerusalén, después de que también Uganda desmintió haber alcanzado un acuerdo con el gobierno de Benyamin Netanyahu para la deportación a su territorio de miles de infiltrados ilegales en Israel, la mayoría de ellos provenientes de Sudán y Eritrea. Dos semanas atrás, también el gobierno de Ruanda anunció que no había alcanzado un acuerdo al respecto con Israel.
Ante la imposibilidad de forzar a los inmigrantes ilegales a abandonar el país, como consecuencia de la resolución de la corte, el gobierno israelí se dispone a reabrir los centros de detención que funcionaban en el desierto del Negev.
Además, la coalición de gobierno planifica presentar ante la Knesset una Ley destinada a limitar los poderes de la Corte Suprema, para limitar a los jueces la capacidad de anular leyes sancionadas por el parlamento y otras medidas, aún no enunciadas, destinadas a hallar una solución para los alrededor de cuarenta mil infiltrados que llegaron a Israel a través de la Península del Sinaí durante los últimos quince años.
La Suprema Corte de Justicia trató el tema en pos de una petición presentada por una coalición por los derechos humanos que agrupó a escritores, ex militares, periodistas y otras personalidades públicas.
Tres años atrás Israel levantó una cerca fronteriza a lo largo del límite con Egipto y desde entonces lograron infiltrarse a este territorio, sólo pocas decenas de personas.

Anuncios

Israel planificó detonar una bomba atómica en el Sinaí

Por Daniel Blumenthal
Este cinco de Junio se conmemoran 50 años desde el comienzo de la Guerra de los Seis Días, que concluyó con el control israelí de Cisjordania, Gaza, el Golán y el Sinaí, perpetrando el conflicto palestino – israelí.
El diario estadounidense “The New York Times” revela que en vísperas de esa guerra en 1967, Israel había preparado un plan alternativo denominado “Operación Juicio Final” y que radicaba en detonar una bomba atómica en las montañas de la península del Sinaí para disuadir a los egipcios.
Luego de la visita del Presidente Donald Trump el mes pasado a está región se notan cambios en las posiciones palestinas. Un alto funcionario palestino, Jibril Rajoub, reconoció que el Muro de los Lamentos es un sitio sagrado judío y que debe permanecer bajo la soberanía judía. Rajoub es miembro del Comité Central del movimiento Al Fatah y sus declaraciones constituyen un cambio con respecto la posición palestina formal que tacha a toda la Ciudad Vieja de Jerusalén como territorio ocupado que debe formar parte de un futuro Estado palestino y va en contra de la larga campaña de los palestinos que trata de negar la conexión histórica judía con Jerusalén.
Por su parte, el Presidente palestino Mahmud Abbas interrumpió los estipendios mensuales a ex presos de Hamas en prisiones israelíes, que habitan en Gaza. Abbas se encuentra bajo fuertes presiones de Israel y de Estados Unidos para que suspenda el apoyo a terroristas, ex terroristas y sus familias.

Egipto se aproxima a Hamas y preocupa a Israel

Por Daniel Blumenthal
Por motivos estratégicos, Egipto muestra un relativo acercamiento a Hamas en Gaza lo que causa un alivio a la empobrecida población palestina en esa franja de territorio entre Israel, Egipto y el Mar Mediterráneo junto a cierto grado de preocupación en Israel y también en Ramallah.
El cambio de política de El Cairo tiene como objetivo reclutar a Hamas en su lucha contra las agrupaciones islamistas afiliadas a Estado Islámico en la península de Sinaí, islamistas contra quiénes Hamas combate también en Gaza. Durante las últimas semanas 500 militantes salafistas fueron detenidos en Gaza y trece de ellos ya fueron sentenciados a muerte.
Pero en el marco del acercamiento, Egipto permitió el ingreso a Gaza de dos bombas de cemento para la construcción, algo que Israel había evitado desde el comienzo del bloqueo, por sospechas de que las fuerzas armadas de Hamas la utilizarían para la construcción de fuertes militares y la excavación de túneles de ataque.
La mejora de las relaciones permitió la repetida apertura del cruce fronterizo de Rafah, de Gaza a Sinaí. Israel, por su parte, también estudia la posibilidad de permitir la entrada a su territorio de un mayor número de trabajadores de Gaza, para aliviar las carencias económicas de los palestinos allí.

Una vuelta más a la tuerca de la violencia entre Israel y Gaza

Por Daniel Blumenthal
Militantes palestinos abrieron fuego desde esa franja de territorio contra un tractor militar que participaba en trabajos de refacción junto a la cerca fronteriza. El incidente se produjo pocas horas después de la caída de otro cohete lanzado desde Gaza contra la zona de Ashkelon. La represalia israelí no se hizo esperar. El ejército israelí abrió fuego de tanques y la fuerza aérea destruyó dos blancos identificados como de Hamas, la facción palestina integrista que controla ese territorio palestino desde hace once años.
Días atrás, el Jefe de la Inteligencia MIlitar, General Herzl Halevi declaró que tanto Hamas en Gaza como Hizballah en Líbano, no están interesados en una escalada de violencia que derive en un nuevo enfrentamiento militar abierto.
Fuentes militares en Israel estiman que los responsables por los ataques esporádicos desde Gaza son agrupaciones yihadistas que se oponen a Hamas.
En una medida sin precedentes, Hamas detuvo a 13 palestinos yihadistas y les está juzgando en una corte militar, acusándolos de querer iniciar una guerra con Israel, para colaborar con la guerra que mantienen las agrupaciones afiliadas a Estado Islámico contra Egipto, en la península del Sinaí.

Cristianos huyen de Sinaí por temor a los yihadistas

Por Daniel Blumenthal
Decenas de familias cristianas huyen durante los últimos días del Sinaí egipcio por temor a los ataques yihadistas. Muchas de ellos ya hallaron refugio en la ciudad egipcia Ismailia, donde están siendo atendidas en la iglesia copta local.
En búsqueda de soluciones de vivienda para ellos, la Iglesia Copta emitió un comunicado diciendo que “el objetivo de los islamistas es destruir nuestra unidad nacional por medio del terrorismo llegado a Egipto desde el extranjero”.
Egipto está en guerra contra los islamistas en Sinaí desde 2013 y los cristianos responsabilizan al gobierno de no lograr protegerlos.
Los que huyen lo hacen porque no se sienten seguros, después del reciente asesinato de varios cristianos en la ciudad de El Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí.
Otros recibieron amenazas directas del Estado Islámico.
La filial de Estado Islámico difundió un vídeo a través de internet en el que amenazó a la minoría copta -que representa cerca del 10 por ciento de la población egipcia, mayoritariamente musulmana- asegurándoles que “lo peor” está por llegar.

Camiones de ataque

Por Daniel Blumenthal
Las tres soldadas y el soldado israelíes arrollados el domingo en el ataque terrorista en Jerusalén fueron llevados a sepultura, mientras las fuerzas de seguridad israelíes imponían la clausura del barrio de Jabel Mukaber en Jerusalén este, de donde era originario el atacante palestino, el tercero de su familia que tomó parte en ataques contra israelíes. Varios de sus familiares fueron detenidos durante la noche y se anticipa que la vivienda de su familia sea demolida, un castigo destinado a disuadir a los futuros atacantes y que probó no ser efectivo en este caso.
Pero el de Jerusalén no fue el único ataque perpetrado en los últimos dos días con un vehículo pesado, lo que parece ser el arma preferido últimamente por los extremistas. Por lo menos nueve oficiales del ejército egipcio y un civil murieron y otros diez resultaron heridos cuando un atacante se lanzó con un camión de basura cargado de explosivos contra un puesto militar en la provincia de El Arish, en la península del Sinaí. El ataque fue seguido por varias explosiones, mientras militantes encapuchados abrían fuego de metralla y granadas contra los soldados heridos y las fuerzas de rescate que acudieron al lugar.
El edificio de tres pisos del destacamento de la policía de la ciudad de Al Masid, quedó convertido en escombros. Una fuente hospitalaria confirmó que ninguno de los agentes que se encontraban en el puesto de control había salido ileso.
Ninguna agrupación se adjudicó hasta ahora el ataque, aunque el ejército egipcio combate desde hace más de dos años contra organizaciones afiliadas a DAESH, en la Península del Sinaí.

Netanyahu quiere reunirse con Abbas en El Cairo

Por Daniel Blumenthal
Israel de Benyamin Netanyahu prefiere participar una conferencia cumbre de paz con el Presidente Palestino mahmud Abbas organizada por Egipto y encabezada por el Presidente Abdel Fatah A Sisi a la iniciativa de paz presentada por Francia y que está siendo formulada en Europa. En respuesta a lo publicado al respecto este martes en el periódico árabe Al Arabiya, el despacho de Netanyahu publicó la siguiente respuesta: “Sea cual fuere el tema a negociar, Israel siempre está dispuesta a negociaciones directas, bilaterales e incondicionales”.
Pero a pesar de los crecientes rumores, en Ramallah se estima que la reciente visita del Ministro de Asuntos Exteriores egipcio Samah Shoukri a Jerusalén no trató el tema palestino, sino asuntos regionales y bilaterales entre Jerusalén y El Cairo. Fuentes palestinas expresaron su estimación que Egipto está más preocupado por el reciente acuerdo de reconciliación firmado entre Israel y Turquía y por el acercamiento entre Israel y los países del este de África, que del futuro de los palestinos. Shoukri dialogo con Mahmud Abbas en Ramallah tres semanas atrás.
Además, pocas horas después de la visita a Israel del Ministro egipcio, un alto oficial del ejército relató que aviones israelíes no pilotados llevan desde hace dos años ataques aéreos contra posiciones de Estado Islámico en la península de Sinaí, un territorio egipcio, con la autorización y el apoyo del gobierno del Presidente A Sisi en El Cairo.