Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para sunitas

Fuerzas iraquíes toman la mezquita Al Nuri en Mosul

Por Daniel Blumenthal
Después de ocho meses de cruentas batallas, las fuerzas iraquíes reconquistaron el centro de la ciudad de Mosul y la icónica mezquita Al Nuri, en la cual Abu Bakr al-Baghdadi declaró la fundación del Califato Islámico tres años atrás. La televisión iraquí calificó el evento como “la caída del estado mítico”, una victoria simbólica de las fuerzas iraquíes en un país que perdió vastas zonas de su territorio a manos del Estado Islámico.
El famoso minarete inclinado de la Gran Mezquita permaneció en pié por más de ochocientos años, hasta que ISIS lo redujo a escombros pocos días atrás, previendo su derrota.
La batalla por Mosul comenzó hace más de ocho meses y provocó la erradicación de más de ochocientas cincuenta mil personas. Miles de efectivos de las fuerzas armadas iraquíes, combatientes kurdos Peshmerga y tribus árabes sunitas, apoyados por asesores militares y la fuerza aérea de una coalición internacional liderada por Estados Unidos participan en la ofensiva, lanzada en octubre de 2016.

Anuncios

Irán volverá a apoyar económicamente a Hamas

Por Daniel Blumenthal
Los cambios producidos recientemente en la conducción del Movimiento de Resistencia Islámica Hamas comienzan a dar sus señales. De acuerdo con lo informado por el diario árabe A Shark el Awsat, la República Islámica de Irán se dispone a reanudar el apoyo económico a Gaza, poniendo término a años de congelamiento entre las dos entidades. El Movimiento Hamas está compuesto por musulmanes Sunitas, mientras que Teherán es la capital de los musulmanes Chiitas, dos corrientes del Islam que están en rivalidad desde la muerte del Profeta Mahoma, en el año 632 de la era cristiana.
Pero dos millones de habitantes palestinos de Gaza cuentan con corriente eléctrica sólo cuatro horas al día y la conducción de Hamas se encuentra en rivalidad con Al Fatah, el partido palestino encabezado por Mahmud Abbas. Al Fatah controla la Autonomía Palestina en Cisjordania que es responsable por la transferencia de dinero a Israel por el suministro de electricidad a Gaza.
Egipto y Saudí Arabia, los dos mayores estados sunitas, sospechan que Hamas mantiene lazos con la Hermandad Musulmana y apoya a los combatientes de ISIS en la península del Sinaí y cortaron sus suministros a Gaza, e Ismail Haniya e Ihia Sinwar no tiene más remedio que dirigirse a Irán.

Trump en Israel: “Podemos lograr la paz trabajando juntos”

Por Daniel Blumenthal
El avión presidencial tocó tierra con unos quince minutos de atraso para el comienzo de una visita que el propio Presidente Donald Trump considera el punto de partida para la paz en Oriente Medio, ni más ni menos.
“Ante nosotros se presenta una rara oportunidad de traer seguridad, estabilidad y paz a está región y sus pueblos, vencer al terrorismo y crear un futuro de armonía, prosperidad y paz. Pero sólo podremos lograrlo trabajando juntos, no hay otra manera”. Con estas palabras claras y concisas el Presidente Trump da el puntapié inicial a lo que considera será el negocio histórico que pondrá fin a cien años de rivalidad entre israelíes y palestinos.
Israel le prepara una recibida significativa. En la víspera, el gabinete de Benyamin Netanyahu anunció una serie de medidas destinadas a facilitar la economía y el comercio palestino, una apertura de buena voluntad destinada a dar al Presidente Trump un mayor campo de acción para una apertura diplomática.
Después del acto oficial de bienvenida en el aeropuerto Donald Trump voló en helicóptero a Jerusalén para mantener un primer encuentro con el Presidente Reuven Rivlin.
Como paladín en la batalla entre el bien y el mal el Presidente estadounidense Donald Trump llamó a los países árabes sunitas a combatir el terrorismo y estimó que la conferencia mantenida en Riad con los líderes árabes podrá ser considerada como “el inicio de la paz en Oriente Medio”, asegurando que la paz entre israelíes y palestinos, es posible.
Pero el comienzo será difícil. La debilidad doméstica del presidente le dificultará una gran apertura, la embajada de Estados Unidos no está por mudarse de Tel Aviv a Jerusalén y facciones palestinas en Cisjordania llamaron a “un día de ira” coincidiendo con la visita de Trump a Belén el martes.
Más de diez mil agentes de seguridad se disponen a garantizar la seguridad de Trump y su comitiva y las calles y rutas a su paso permanecerán clausuradas durante casi dos días.

Países árabes del Golfo Pérsico ofrecen normalización con Israel

Por Daniel Blumenthal
Los países árabes del Golfo Pérsico, encabezados por Saudí Arabia, ofrecen tomar medidas de normalización de sus relaciones con Israel a cambio de que éste país congele las construcciones en asentamientos, haga esfuerzos genuinos para la reanudación del proceso de paz con los palestinos y facilite el comercio con la Franja de Gaza.
De acuerdo con lo publicado en el periódico Wall Street Journal, los países del golfo ofrecen la apertura de líneas de telecomunicación con Israel, permitirán el sobrevuelo del espacio aéreo por aviones en ruta a o desde Israel y una apertura comercial entre empresas.
El sorpresivo anuncio se produce sólo a seis días de la llegada a Jerusalén, Belén y Riad del Presidente de Estados Unidos Donald Trump, envuelto en una nube de expectativas por una nueva apertura diplomática para el hallazgo de una solución pacífica al centenario conflicto palestino-israelí.
Durante los últimos meses, el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu insinuó que Israel estaba ante una importante apertura diplomática en la región, mencionando que los peligros representados por las aspiraciones expansionistas de Irán marcaban intereses comunes entre su país y los estados árabes sunitas.

Países árabes sunitas formarán un ejército para evitar la formación de un califato chiíta

Por Daniel Blumenthal
Los países árabes sunitas combaten a Irán en un sangriento campo de batalla, para evitar la formación de un califato chiíta. También al comienzo de esta semana continuaban las batallas en la zona de Aden, al sur de Yemen, la última zona en control del presidente pro-occidental Abed Rabo Mansour Hadi, quien habría hallado refugio, probablemente fuera del país. De acuerdo con diversos reportes, las fuerzas de los Huthies habrían logrado irrumpir a la ciudad de Aden desde el norte y desde el este. En horas de la noche, aviones de la fuerza aérea saudita volvieron a atacar blancos de los rebeldes, que son estrechamente apoyados por Irán en la conquista de Yemen.
En una reunión de urgencia de la Liga Árabe la semana pasada, el Presidente egipcio Abdel Fatah A Sisi anunció la formación de una fuerza militar conjunta para combatir a la rebelión. “Ante la necesidad de enfrentarnos a los retos que se nos presentan, hemos decidido adoptar el principio de la formación de una fuerza armada árabe. A esos efectos fue creado un equipo de trabajo de alto rango bajo el mando de los comandantes de los ejércitos de los países que son parte del acuerdo, para estudiar todos los aspectos”, dijo A Sisi.
Pareciera que los dirigentes de los países árabes sunitas, Arabia Saudita, Jordania, Egipto y principados y emiratos del Golfo Pérsico perdieron la confianza en la capacidad de las grandes potencias en detener los esfuerzos imperialistas iraníes y decidieron no esperar mas. Según fuentes árabes, la administración Obama está ocupada obsesivemente en el alcance de un acuerdo que limite las aspiraciones de Teherán de obtener armas nucleares y menos preocupada por los cambios geopolíticos en la región.

Estado Islámico secuestra a un centenar de cristianos asirios

Por Daniel Blumenthal
En lo que cada vez se asemeja más a una cruzada islámica contra el cristianismo, milicianos del Esado Islámico secuestraron a por lo menos noventa cristianos asirios en la región de Al Hasaka, al noeste de Siria. El rapto de los cristianos se produce sólo dos semanas después de que la rama libia de DAISH -por sus siglas en árabe- secuestrara y asesinara a 21 egipcios cristianos coptos, crímen que provocó ataques aéreos egipcios contra sus posiciones en Libia.
El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, una organización basada en Londres, informó que los extremistas habían tomado varios poblados habitados por miembros de esa antigua minoría cristiana, el lunes por la tarde.
La mayoría de los cautivos son oriundos del poblado de Tal Shamiram, a las orillas del río Khabur.
La organización por los derechos humanos ignorba cuales son los planes de los sunitas extremsistas. Sin descartar la posibilidad que los cautivos fueran ejecutados, también podrían intercambiarlos por sus propios prisioneros en manos de las milicias kurdas y cristianas que combaten en la región.
Meses atrás, DAISH liberó a alumnos kurdos, a conductores de camiones turcos y a diplomáticos, en intercambios similares.
Mientras tanto, las milicias kurdas sirias reanudaron sus ataques contra los milicianos islamistas al noreste de Siria, tratando de recuperar el control sobre la ciudad de Tal Hamis.

¿Se complica el marco para Bashar Assad?

A pesar de los triunfos marcados durante las últimas dos semanas contra los rebeldes en Al Quseir y Quneitra, durante la última jornada se complicó el estatus internacional de Siria y de su presidente Bashar Assad.
Un informe de la Comisión de Derechos Humanos de las las Naciones publicado el Jueves dice que el número de víctimas mortales desde el comienzo del conflicto interno en ese país, en Marzo de 2011 alcanzó ya a las cien mil personas. Asemás, fuentes oficiales en Estados Unidos y en Gran Bretaña confirmaron el uso de armas químicas por parte de las fuerzas presidenciales. El uso de armas no convencionales es considerado en Washington como el cruzaer de una “línea roja” y la administración Obama decidió enviar armas a los rebeldes.
Con el ingreso de fuerzas iraníes y de Hizballah a favor de Assad en los combates en Siria y el anuncio lanzado en la jornada de ayer por El Cairo, “autorizando” a sus ciudadanos a ir a luchar en contra de Assad en Siria, prometiendo que no habrá sanciones a su regreso, la contienda en el país de los Omayas se asemeja cada vez mas a una guerra pan-islámica, entre chiítas y Sunitas, continuación de la lucha por la herencia del Profeta Mahoma después de su fallecimiento, en el año 632 de la era cristiana.