Corresponsal Israel Palestina

Página personal del periodista Daniel Blumenthal, corresponsal en Israel y los Territorios Palestinos de medios de prensa electrónicos de España (Cadena COPE), Francia (Radio Francia Internacional – América Latina), México (Grupo Radio Centro), Colombia (RCN TV) y Estados Unidos de América (CNN en Español).

Archivo para washington

Israel participó en conversaciones secretas por el futuro de Siria

Por Daniel Blumenthal
Israel, Estados Unidos y Rusia mantuvieron a principios de julio deliberaciones secretas en torno al cese de fuego en el sur de Siria. Uno de los encuentros tuvo lugar en Ammán y el otro en una capital europea y en los mismos Israel se quejó que las potencias no dan la suficiente importancia a la presencia de Irán en Siria.
La noticia fue publicada este miércoles en el diario israelí “Haaretz” citando a altos oficiales israelíes y a diplomáticos europeos.
Los funcionarios israelíes mencionaron que las diferencias residen en la manera en que las potencias ven los problemas en Siria. Washington y Moscú consideran el cese de fuego y la creación de una zona de seguridad como medidas tácticas de corto y mediano alcance que permita concentrarse en el triunfo contra Estado Islámico y reduzca la violencia en la guerra civil.
Israel vé al acuerdo como una estrategia a largo plazo destinado a diseñar cómo será Siria al término de la guerra y cuál será la influencia iraní.

Anuncios

Netanyahu se opone al acuerdo de las potencias en el sur de Siria

Por Daniel Blumenthal
El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Sergei Lavrov aseguró este lunes que Rusia y Estados Unidos harán todo lo posible para satisfacer los intereses de seguridad israelíes en el marco del cese de fuego en la zona sur de Siria. Lavrov se expresó en reacción a las declaraciones pronunciadas por el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu en París, quien arguyó que el acuerdo alcanzado con los auspicios de las potencias permite a las fuerzas iraníes tomar posiciones a tan solo veinte kilómetros de la frontera israelí y perpetuará la presencia iraní en Siria.
Las declaraciones de Netanyahu contra uno de los principales logros diplomáticos alcanzados conjuntamente por Washington y Moscú en el prolongado conflicto en Siria dejan en descubierto las profundas diferencias existentes entre Jerusalén y las dos principales potencias mundiales, diferencias que hasta ahora se trataban lejos de la prensa internacional.

Ministro de Defensa Lieberman: “Israel no anexará los territorios

Por Daniel Blumenthal
El Ministro de Defensa israelí Avigdor Lieberman es un halcón bien ubicado a la derecha del mapa político israelí, pero también es un político pragmático que entiende el mapa internacional que rodea a Israel.
Hablando ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Knesset, el parlamento en Jerusalén, Lieberman rechazó las voces provenientes de la derecha nacionalista religiosa que llamó a la anexación de los territorios palestinos de Cisjordania. “Recibimos un mensaje personal, no indirecto ni por medio de insinuaciones, que la anexación de Judea y Samaria bajo la soberanía israelí implicará una crisi inmediata con la nueva administración en Washington”, dijo.
El Ministro Lieberman agregó que Israel debe separarse de los palestinos y no absorber a dos millones setecientos mil palestinos. “La anexación nos forzará a otorgarles la residencia y deberemos pagar desde el primer día cinco mil millones de dólares de seguro social”.
Mientras el Primer MInistro Benyamin Netanyahu se dispone a partir a Moscú para deliberar con el Presidente Vladimir Putin, Lieberman viajará a Washington para reunirse con el Vicepresidente Mike Pence, el Secretario de Defensa James Mattis y el Secretario de Estado Rex Tillerson.

Lo que espera a Netanyahu en la Casa Blanca

Por Daniel Blumenthal
Un alto funcionario de la Casa Blanca dice ante el primer encuentro entre el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu y el Presidente Donald Trump, que la administración estadounidense no insiste en la solución de dos estados para dos pueblos como base para la paz entre israelíes y palestinos. Es una declaración que coincide con las inclinaciones de la coalición del gobierno en Jerusalén, pero enoja profundamente a los palestinos. La política palestina Hanan Ashrawi dice que “no es posible hacer tal declaración sin ofrecer una alternativa”.
Netanyahu mantuvo el martes por la anoche un encuentro de dos horas con el Secretario de Estado Rex Tillerson y declaró que “la alianza entre Estados Unidos e Israel siempre fue robusta y se fortalecerá más aún”.
Netanyahu está interesado en volver a poner sobre el tapete los peligros de la incidencia de Irán en Siria y tratará de lograr la anulación del acuerdo firmado por las grandes potencias con Teherán para el control de su programa nuclear, acuerdo que anuló las sanciones económicas contra el país controlado por los Ayatolas.
Pero es probable que las expectativas israelíes de la apertura de una nueva era en las relaciones entre los dirigentes de ambos países sea exageradas. El Primer Ministro israelí está bajo investigaciones policiales en tres casos diferentes de corrupción y fuentes en la Casa Blanca confirmaron que Trump solicitó material de lectura sobre esos casos. Además el comentario hecho por Netanyahu que “es necesario tener en cuenta la personalidad de Donald Trump”, es considerado en Washington como una ofensa al Presidente.

Donald Trump, los asentamientos y la derecha israelí

Por Daniel Blumenthal
A menos de un día desde que el gobierno israelí se vio obligado a cumplir una orden de la Suprema Corte de Justicia y evacuar por la fuerza a cuarenta familias del asentamiento ilegal Amona, en Cisjordania, el gobierno de derecha encabezado por Benyamin Netanyahu recibe un importante espaldarazo de Washington. Aparentemente, otro gozo otorgado por la administración Trump a la extrema derecha israelí, pero es un espaldarazo con doble sentido.
Para apaciguar a los enojados colonos judíos, el núcleo principal de los votantes de los partidos Likud y Habait Hayehudí, los marcos de derecha del gobierno, Netanyahu anunció la construcción de otras seis mil viviendas en asentamientos en Cisjordania y hasta la fundación de un nuevo asentamiento para los evacuados de Amona.
Pero Israel no está sola en la región. El comunicado originado en la Casa Blanca se produjo poco tiempo después de concluidas las conversaciones entre el Rey Abdallah II de Jordania y el Presidente Donald Trump. “La administración Trump aún no adoptó una posición respecto a los asentamientos”, dice, pero agrega que “la ampliación de los asentamientos podría ser un obstáculo para la paz”.
Trump y Netanyahu deliberarán en la Casa Blanca el próximo 15 de febrero y tendrán mucho que hablar al respecto, pero el mensaje es claro. Estados Unidos debe cuidar a sus aliados árabes moderados en la región, Israel no es una isla.
Por ahora y por el mismo motivo, no hay eco y señal de la declarada intención de Donald Trump, de transferir la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

Asesor de Abbas: “Washington no tiene intenciones de mudar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén”

Por Daniel Blumenthal
Un asesor del Presidente Palestino Mahmud Abbas dice haber recibido mensajes que la nueva administración en Washington no tiene intenciones de mudar la embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, a pesar de las promesas hechas al respecto por el Presidente Donald Trump durante su campaña electoral.
Según Ahmad Maj`dlani, fuentes en la Casa Blanca le comentaron que la administración Trump se centrará en el proceso de paz entre palestinos e israelíes. Pocos días atrás dijeron oficiales en Washington que la mudanza de la embajada no es de esperarse a la brevedad.
Sin embargo, fuentes de la Municipalidad de Jerusalén estiman que el nuevo embajador de Estados Unidos designado para Israel, David Friedman, establecerá su residencia particular en Jerusalén. Las mismas fuentes dijeron días atrás que enviados estadounidense se interesaron acerca de la existencia de terrenos disponibles para la construcción de una nueva embajada, un proyecto que podría tardar hasta cinco años, más tiempo que el período presidencial de Trump.
Por otra parte, el Presidente Trump anuló la ayuda especial a la Autonomía Palestina de más de doscientos millones de dólares, aprobada por Barack Obama, dos días antes de concluir su presidencia.

La derecha israelí feliz con Trump y sus asesores

Por Daniel Blumenthal
La próxima asunción de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y las declaraciones ya hechas por él y por algunos de sus asesores acerca de las posiciones que adoptará Washington frente a la política israelí de asentamientos en los territorios palestinos, alientan a la derecha israelí hasta el éxtasis.
Uno de los asesores del futuro Presidente, Jason Greenblat, ya declaró a la Radio Militar Israelí que Trump no vé la construcción de asentamientos como un obstáculo para la paz y no tiene intenciones de imponer ninguna solución sobre Israel.
Así es que el gobierno de derecha se dispone a aprobar la construcción de 1.400 nuevas viviendas en Ramat Shlomo, un barrio judío de Jerusalén éste, en una zona reclamada por los palestinos como la futura capital de su estado independente.
El ministro de Educación, Naftali Bennett, dijo que se trata de “una oportunidad para Israel para retractarse inmediatamente de la noción de un Estado palestino en el centro del país” y reiteró que “la era del Estado palestino ha terminado.
Ante el entusiasmo de sus ministros, el Primer Ministro Benyamin Netanyahu les solicitó que se abstengan de mantener conversaciones directas con las personalidades designadas por Donald Trump para ocupar los cargos claves de su administración, hasta la asunción de su gobierno, pero el Ministro Bennett, quien al frente del partido nacionalista religioso “Habait Hayehudi” representa a los colonos y compite con el Primer Ministro por el favor de los votantes de la derecha, ya le desobedeció.
Mientras tanto, Francia suspendió sus planes de convocar a una conferencia internacional de paz el próximo mes en París.